Gils Carbó pidió "custodia y protección" para Marijuán

07 de mayo de 2013

La procuradora general de la Nación solicitó esa medida al ministerio de Seguridad. El fiscal instruye la causa por supuesta lavado de dinero que involucra al empresario Lázaro Báez.

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, solicitó al ministerio de Seguridad "medidas de custodia y protección" para el fiscal Guillermo Marijuán, quien instruye la causa por supuesto lavado de dinero que involucra al empresario Lázaro Báez y habría recibido amenazas de muerte.

Idéntica medida solicitó respecto del fiscal federal de Reconquista Roberto Salum, quien fue "escrachado" por un grupo de familiares de policías detenidos en el marco de un caso que instruyó y que están acusados de torturar a dos presos imputados de vender drogas.

La supuesta amenaza recibida por Marijuán fue difundida por el abogado Andrés Rabinovich, quien afirmó que presenció cuando un desconocido le entregó un sobre al funcionario del Ministerio Público con una nota que decía: "Pará de joder. Te vamos a limpiar a vos y tu familia".

Marijuán, no obstante, negó que ello haya ocurrido y no formuló ninguna denuncia. Así y todo, la jefa de los fiscales pidió al Gobierno que le brinde custodia y protección al investigador y a su familia.

En tanto, el titular de la Procuraduría Adjunta de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Carlos Gonella, se solidarizó con Marijuán. "De ser cierta esta versión yo me solidarizó con el fiscal Marijuán que tiene que hacer su trabajo sin presiones. La Procuradoría le ha asignado custodia y cuenta con todo el apoyo de Procelac". 

Por su parte, Salum recibió el respaldo de su jefa en el marco de la instrucción desarrollada por el  fiscal con el apoyo que brindó la Procuraduría Contra la Violencia Institucional (Procuvin), a cargo de Abel Córdoba, que posibilitó la detención de cuatro policías santafesinos y convocó a indagatoria a un médico de la fuerza por las torturas aplicadas a dos detenidos, que derivaron en lesiones graves.


Recientemente, la Asociación de Fiscales y Funcionarios de la República Argentina (AFFUN) hizo saber que Salúm ha sido víctima de diversas presiones en el ejercicio de su función, materializadas en notas periodísticas y convocatorias a manifestaciones frente a la sede del MPF, por parte de personas vinculadas a efectivos de la Policía de la Provincia de Santa Fe que fueran imputados formalmente en hechos de tortura.

La AFFUN repudió estas conductas, "por cuanto, además de mortificar a uno de sus asociados, afectan la independencia y el ejercicio regular de las funciones del Ministerio Público Fiscal".

Temas