"No había orden judicial que impidiera el inicio de los trabajos"

08 de mayo de 2013

El ministro de Desarrollo Urbano porteño, Daniel Chaín, dio explicaciones en la Legislatura por la orden que desencadenó la represión policial en el Hospital Borda.

El ministro de Desarrollo Urbano porteño, Daniel Chaín, sostuvo este martes que "no había orden judicial que impidiera el inicio de los trabajos" para la demolición del Taller Protegido 19 en el Hospital Borda y afirmó: "Siempre respetamos las decisiones judiciales".

"Dispusimos las tareas para el 26 (de abril) porque se nos había informado que no existían estas órdenes", expresó el funcionario, quien fue interpelado durante ocho horas por los legisladores a raíz de  la orden que desencadenó la represión policial ocurrida en el Borda y también por la demolición del taller protegido en el predio de ese nosocomio.

Según los diputados, Chaín fue quien pidió la custodia de los efectivos cuando ingresaron los operarios a los terrenos del Borda con el fin de derribar el Taller Protegido 19, que funcionaba para los pacientes del centro, y también atribuyen al funcionario la orden del despliegue represivo.

"La orden de reprimir la dio Montenergro y la de ocupar el espacio Chaín", aseguró el titular de la comisión de Salud de la Legislatura porteñaJorge Selser, en diálogo con Radio 10.

Para el legislador, el gobierno de la Ciudad "le echa la culpa a los encapuchados cuando la policía también estaba encapuchada".

"Aquí nadie se hace responsable de nada. Es un bochorno institucional, independientemente de la posición política del que venga. Es un acuerdo del que han participado los tres poderes del estado y el gobierno no le ha dado ninguna importancia", afirmó. 

Por su parte, el legislador kircherista Juan Cabandié responsabilizó a Chaín por la represión en el Borda y sostuvo que "ni en un hecho bélico se puede tocar un hospital".

"Usted es responsable director de la represión en el Borda", enfatizó Cabandié, que reiteró el pedido de renuncia de su bloque a Montenegro. 

En medio del ida y vuelta con los diputados, Chaín, dijo que "se cumplieron los protocolos" para la demolición del Taller Protegido, cuya construcción tiene asbesto, y manifestó que "no había topadoras".

El funcionario explicó además que el ministerio de Salud porteño "en la actualidad se encuentra haciendo trabajos de mitigación del asbesto" en diferentes centros sanitarios.

En tanto, el legislador porteño Aníbal Ibarra sostuvo que en el Hospital Borda hubo una "decisión política" del gobierno de Mauricio Macri de "actuar en forma clandestina", en un procedimiento "ilegal desde el principio hasta el fin".

"No se puede hablar de violentos, los violentos fueron los del gobierno de la ciudad", sostuvo Ibarra durante la presentación en la Legislatura del ministro de Desarrollo Urbano porteño.

La de este martes fue la segunda visita de un funcionario del gabinete de Mauricio Macri para explicar el accionar de la Metropolitana el viernes 26 en los terrenos del hospital de Barracas, luego de la interpelación a su par de Seguridad, Guillermo Montenegro.

Temas