-

El Mundial 78: la pantalla de la Dictadura que maquilló la realidad

17 de mayo de 2013

La Copa del Mundo fue el evento que utilizó la Dictadura para ocultar la desaparición y asesinato de miles de argentinos. La Selección fue campeón con un partido sospechado de corrupción.

El deporte tiene su página oscura en la historia argentina y este viernes se vuelve más presente que nunca con la muerte del dictador Jorge Rafael Videla, ideólogo de la última dictadura militar y que utilizó el Mundial '78 como una pantalla para cubrir el asesinato de 30.000 personas.

La dictadura ya había secuestrado, torturado y masacrado a miles de argentinos para junio de 1978. El país, como nunca antes, estaba sumergido en el terror, pese a que algunos intentaban negar lo que ocurría.

Los militares, entonces, aprovecharon un evento como el Mundial de fútbol para maquillar la terrible realidad argentina ante buena parte de la sociedad que los apoyaba y, especialmente, ante los ojos del mundo.

      Embed

Mientras la Argentina derramaba sangre, el seleccionado de fútbol conducido por César Luis Menotti conseguía la primera Copa del Mundo, celebrada por miles de argentinos

El Mundial, incluso, tuvo un partido que estuvo (y está) bajo la sombra, ya que son varios los que afirman que estuvo "arreglado". Argentina le convirtió a Perú, de rendimiento sospechoso, los seis goles que necesitaba para seguir avanzando en el certamen. Luego, la Selección superó al resto de los rivales y venció a Holanda por 3-1 en la final.

Daniel Passarella, el capitán del equipo, recibió la Copa del Mundo de manos de Videla, acompañado por la Junta Militar en el estadio Monumental, mientras miles de argentinos ya habían desaparecidos y asesinados.

Temas