Aseguran que la muerte de un soldado en Londres fue un atentado

22 de mayo de 2013

Según los testimonios, los atacantes gritaron "Alá es grande" en el momento del asesinato. Cameron convocó al comité de seguridad nacional.

El asesinato de un soldado en plena calle en Londres, en el barrio Woolwich, fue considerado por el gobierno del Reino Unido como un posible ataque terrorista: "El de hoy ha sido un acto bárbaro, espantoso", calificó el primer ministro inglés, David Cameron.

Desde la ciudad de París, tras reunirse con el presidente de Francia, François Hollande, Cameron sio por hecho que se trató de "un incidente de naturaleza manifiestamente terrorista".

Existen indicios de que los atacantes gritaron "Allahu Akbar" ("Alá es grande" en árabe), informó por su parte la cadena BBC citando a fuentes gubernamentales.

En este marco, Cameron instruyó a la ministra del Interior, Theresa May, a convocar al gabinete de seguridad nacional Cobra, al tiempo que decidió adelantar su regreso para esta noche a Londres.

Dos atacantes mataron al hombre en la calle con un machete y luego la policía les disparó. La víctima fatal es un soldado del Ejército británico, según reportes de testigos, aunque aún no hay una confirmación oficial al respecto.

Según los medios británicos, el ataque fue respondido con disparos por la policía y los dos hombres estarían heridos.

Un video emitido por la cadena británica ITV, grabado al parecer en el lugar donde se produjo el ataque, muestra a un hombre con las manos ensangrentadas, con un machete y un cuchillo en la mano, y que se dirige a la cámara.

"Lo siento por las mujeres que tuvieron que ver esto, pero en nuestra tierra las mujeres tienen que ver lo mismo. Nosotros nunca estaremos a salvo", dice el hombre.

Y luego grita: "Juramos por Alá todopoderoso que nunca dejaremos de combatiros. La única razón por la que hemos hecho esto es porque hay musulmanes muriendo cada día. Este soldado británico es el ojo por ojo y el diente por diente".

      Embed


Temas