El fiscal Nisman denunció una infiltración terrorista iraní en América Latina

29 de mayo de 2013

El fiscal de la causa AMIA afirmó en un dictamen que hay estaciones de inteligencia clandestina iraníes destinadas a fomentar y cometer actos de terrorismo en Sudamérica.

El fiscal a cargo de la causa AMIA, Alberto Nisman, presentó un durísimo dictamen que acredita que el modus operandi utilizado en el atentado a la mutual judía se reprodujo en numerosas operaciones terroristas y sigue vigente en el continente americano.

Nisman dio a conocer pruebas que refuerzan la participación en el atentado a la AMIA del ex agregado cultural de Irán en la Argentina, Moshen Rabbani, así como evidencias sobre la infiltración del régimen fundamentalista en numerosos países de América Latina.

El pronunciamiento de 500 páginas también da cuenta del paso por Buenos Aires de diplomáticos iraníes en momentos cercanos, tanto al ataque a la AMIA, como a la Embajada de Israel, en 1994 y 1992, respectivamente.

La investigación de Nisman acredita que el modus operandi utilizado en la voladura de la AMIA se reprodujo en numerosas operaciones terroristas y sigue vigente en el continente americano.

Sobre Rabbani constató que no solo actuó como autor y "cerebro" de la masacre en la AMIA, sino que demás fue el coordinador de la exportación de la "revolución islámica" y máximo responsable de los chiitas en América Latina.

Un dato relevante que Nisman consiguió comprobar es que Rabbani mantenía un vínculo estrecho con un sentenciado por un frustrado atentado al aeropuerto John F Kennedy de Nueva York, en 2007, caso en que se logró la detención y condena de organizadores y ejecutores.

"Brasil, Uruguay, Paraguay, Chile, Venezuela, Colombia y países del Caribe son los principales escenarios donde se despliega actualmente esta ofensiva propiciada por el Estado de Irán", apunta el dictamen y menciona casos puntuales en cada uno de esos territorios.

"La infiltración iraní se concreta instalando estaciones de inteligencia clandestina destinadas a fomentar y cometer actos de terrorismo internacional; los atentados son provocados directamente por funcionarios del gobierno de dicho país, o su apéndice: la organización terrorista Hezbollah", subrayó Nisman.

Temas