Buzzi calificó al Gobierno de "stalinismo progresista"

03 de julio de 2013

El titular de la Federación Agraria Argentina disparó en "El Oro y el Moro", por Radio 10, contra el Gobierno luego de que amenazara con decomisar el trigo de los exportadores para garantizar el abastecimiento del mercado local.

El titular de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, criticó la política agropecuaria implementada por el Gobierno y repudió su intención de decomisar el trigo de los exportadores para cumplir con la Ley de Abastecimiento.

"Es un stalinismo progresista. Si hacen eso, han desayunado con ginebra, vodka y whisky. Es un disparate, coartan libertades y derechos", dijo en "El Oro y el Moro" por Radio 10.

La Secretaría de Comercio informó este miércoles que se emplazó a los exportadores de cereales para que en el lapso de 48 horas normalicen el mercado de trigo, e indicó que si esto no ocurre se aplicará la ley de Abastecimiento

Fuentes de esa repartición remarcaron que si el mercado no se normaliza, el viernes se implementará la ley de Abastecimiento y se procederá a decomisar el trigo en existencia para volcarlo en el mercado, a los molinos que lo soliciten, al precio de paridad de exportación.

Buzzi enfatizó que "cada uno (de los productores) vende su trigo cuando le parece, necesita y quiere" y tildó la decisión de decomisar el trigo como "un absolutismo que nunca se ha vivido ni en los peores momentos de la dictadura argentina".

"Hay que preguntarse por qué le dieron tantos beneficios durante tantos años a los exportadores, que son seis o siete grupos concentrados", manifestó.

El titular de la FAA cuestionó la "aberrante y cavernícola" política agropecuaria implementada por el oficialismo, cuya consecuencia fue que en 2012 se registrara "la peor siembra en los últimos 110 años".

Consultado sobre la denuncia que presentaron en su contra por un presunto acto de evasión impositiva en la comercialización de granos por una cifra superior al millón y medio de dólares, Buzzi dijo que "es todo mentira y un operativo" contra su persona.

"No hay trigo no declarado, puede haber algo minúsculo. Algún productor que haya dejado algo como forraje de animales, pero el 90 y pico está declarado", argumentó.

El dirigente acusó al Gobierno de desarrollar un "capitalismo de amigos" y aseguró que "de ese modelo virtuoso que se inició en el 2003 no queda nada, se apagaron todos los motores".

Temas