Carolina Piparo visitó a la embarazada que fue baleada en Berisso

12 de agosto de 2013

El encuentro ocurrió en el hospital Larrain, donde la comerciante que perdió su bebe permanece internada. "Hablaron de lo que les sucedió a ambas", contó la hermana de la mujer baleada.

El encuentro ocurrió el sábado en el hospital Larrain de Berisso, donde permanece internada Mery Vidal Borda (34), quien además es madre de un niño de 8 años y una niña de 1 año y medio.

Según confirmaron familiares de Vidal Borda, Píparo llegó al nosocomio acompañada por su esposo Juan Ignacio Buzzali, pero pidió entrar sola a dialogar con la mujer internada.

"Hablaron de lo que les sucedió a ambas, de lo duro que es pasar por eso, Carolina Píparo le brindó su apoyo y contención", explicó un familiar de la mujer internada.

Vidal Borda fue baleada el 5 de agosto último a las 19.30, cuando dos delincuentes en moto arribaron con fines de robo al autoservicio y verdulería que ella atendía junto con su esposo en calle 21, entre 167 y 168, de Berisso.

Según las fuentes, uno de los delincuentes entró al local y amenazó a la mujer con un arma de fuego, y si bien la víctima  entregó el dinero, recibió un tiro en el abdomen.

"No vi cómo le disparó. Escuché el sonido y corrí (hacia la mujer)", recordó Wilder, esposo de Vidal Borda. El comerciante contó que cuando llegó hasta donde se encontraba su esposa baleada, ésta aún estaba de pie, pero que la tuvo que sostener porque había comenzado "a caerse poco a poco".

La mujer fue trasladada de urgencia al hospital Larrain de Berisso, donde fue sometida a una cesárea de emergencia, dando a luz una niña a quien el proyectil que recibió su madre le había perforado uno de sus pulmones.

Durante una hora y veinte minutos, los médicos intentaron reanimar a la beba, que finalmente falleció.

Por el hecho hay dos detenidos: Nahuel Víctor Jesús Caliva (21), que se negó a declarar; y Aaron Caneva (20), quien acusó al primero de ser quien disparó a la mujer.

En tanto, Píparo fue baleada a fines de julio de 2010, cuando cursaba un embarazo a término y tras retirar dinero de una sucursal del Banco Río de La Plata se dirigía a su casa junto con su madre.

Antes que pudiera descender de su auto fue abordada por un delincuente que la sacó del vehículo y le quitó la cartera donde llevaba el dinero, tras lo cual le efectuó un disparo en el rostro que salió por el mentón e impactó nuevamente en el esternón.

La mujer fue sometida a una cesárea de emergencia dando a luz a un niño de nombre Isidro, que falleció una semana después.

Temas