-

Ocho consejos para ahorrar en tu fiesta de casamiento

20 de agosto de 2013

El costo de celebrar una boda en temporada alta arranca en los $90 mil para las parejas que se decidan a dar el sí. Sin embargo, existen formas para que cumplir ese sueño no se convierta en una pesadilla para el bolsillo.

Muchas parejas eligen los meses más cálidos –como octubre, noviembre y diciembre- para eternizar su amor con un ¡sí, quiero! y el 80 por ciento de los novios desea festejarlo con sus familiares y amigos con una gran fiesta de casamiento.

Mariana Philip, wedding planner con 14 años de experiencia, indicó a minutouno.com que "el clima" es el factor que privilegian los novios para elegir casarse durante la temporada alta, que también incluye los meses de marzo, abril y mayo.  

Tatiana Goldstein, fundadora del portal para organizar bodas Casarcasar, coincidió con Philip sobre que el factor tiempo es determinante y añadió: "resulta interesante el valor que los novios le asignan al clima cuando la mayoría realiza bodas dentro de salones y no al aire libre".

Hoy, en el arranque de la temporada alta, el costo de una fiesta arranca en los 90 mil pesos y llega a superar los 200 mil, dependiendo de los servicios y productos que desean para la fiesta, calculando como base 100 invitados.

Los gastos más importantes son: salón (entre 20 y 55 mil pesos), catering (entre 300 y 700 pesos por persona), barra de tragos (entre 50 y 100 pesos por persona), ambientación (entre 12 y 35 mil pesos), el DJ (entre 6 y 11 mil pesos), video y fotos (entre 10 y 16 mil pesos) y el vestido (entre 6 y 30 mil pesos)

Pero...¡A no desesperarse! Existen ocho formas de ahorrar para hacer esa fiesta de ensueño sin que esos gastos dejen un rojo enorme en el presupuesto de los nuevos esposos, según Tatiana Goldstein, fundadora de Casarcasar.com.ar:

  • Optar por ambientaciones con materiales reciclados: No tires nada. ¡Todo sirve! Los frascos-floreros, por ejemplo, son la última tendencia. Quedan muy lindos con diferentes flores o velas. Pedile a tus amigas y familiares que junten frascos usados y después los arreglás como más te gusten. También está de moda usar manteles de papel de diferentes colores, algo de súper bajo costo y original. En cuanto a las flores, aprovechá las que sean de temporada, nada de usar las importadas que son mucho más caras y no necesariamente más lindas. Con imaginación y un poco de ingenio se puede hacer algo canchero y económico.  
  • Elegir mesas grandes: si tenés la posibilidad de elegir el tipo de mesas para tu fiesta, es recomendable optar por mesas más grandes. De esta manera, podrás ahorrar en los gastos de decoración de las mesas (menos centros de mesas, con velas o flores naturales) y mantelería.
  • Elegir temporada baja de casamientos: a la hora de elegir la fecha de la boda, tomá en cuenta que existen meses de temporada alta (más caros) y de temporada baja (más baratos). Los meses de temporada alta son: febrero, marzo, abril, mayo, octubre, noviembre y diciembre. Si quieren ahorrar, te recomendamos que casarte en enero, junio, julio, agosto o septiembre.
  • Seleccionar bien la cantidad de invitados (ser muy selectivo e invitar sólo a los más cercanos): una de las cosas más importantes que podés hacer para reducir los costos del casamiento es reducir el número de invitados. No se sientan comprometidos con aquellos amigos o familia que no ven muy seguido. Sólo inviten a las personas más cercanas a ustedes, las que no pueden faltar en su gran día. Los demás lo van a saber entender.
  • Contratar un menú sencillo: evitar contratar un menú muy elaborado o con varios tiempos, que muchas veces no es necesario y se termina desperdiciando comida. Si ofrecen una buena entrada y un rico plato principal será suficiente para sus invitados. No olviden que también tendrán la torta de bodas o algún postre.
  • Contar con un monto de emergencia en el presupuesto de bodas: es fundamental dejar por lo menos un 10% del presupuesto separado por si surge algún imprevisto. ¡Es mejor prevenir que curar! Si no surge nada inesperado, siempre pueden gastarlo en la luna de miel.
  • Enviar invitaciones digitales: Imprimir invitaciones y mandarlas por correo es cosa del siglo pasado. Hoy es posible armar un sitio de boda personalizado en www.casarcasar.com.ar y enviar las invitaciones de forma digital. Además de ser muy trendy, ahorrás los costos de diseño, impresión y envío de las invitaciones.
  • Armar tu lista de casamiento online y recibir el valor de los regalos en efectivo: Esta opción es ideal para novios que prefieren recibir dinero en efectivo para usarlo como mejor les parezca. En Casarcasar es posible armar una lista de casamiento online con ítems o regalos de diferente valor. Los invitados compran estos regalos online y los novios reciben el monto total de los mismos en dinero en efectivo para usarlo como deseen (por ejemplo, ¡para financiar la luna de miel!)

El sitio creado por Goldstein es gratuito pero existen en el mercado local otras numerosas opciones para organizar una boda por internet, cuyo costo se ubica entre los 1.200 y 2.000 pesos. Casamientosonline, vivimibodaenlaweb, webdebodas y bodasdospuntocero, son sólo algunas de ellas.

Sobre los secretos para ahorrar, Philip consideró  "es importante contar con conocimientos en el manejo de los presupuestos, eso lo tenemos algunas wedding planner, sabemos que nuestro servicio es un gasto extra pero ahorra bastante estress. No hablaría de ahorro pero si de saber cuándo y cómo hay que pagar los servicios".

Pero no todo es presupuesto. Las especialistas en bodas recomiendan contratar los servicios con un año de anticipación. "Si el casamiento será en marzo, abril, mayo, octubre, noviembre y diciembre (temporada alta), un año antes es el tiempo indicado para comenzar con la organización", evaluó Philips.

Por su parte, Goldstein indicó a minutouno.com que "todo depende de la personalidad de la novia y si tiene más o menos flexibilidad de elección y presupuesto en el caso de que su primer elección no esté disponible".

¿Campo o salón de fiestas? Philip destacó que "una fiesta de casamiento –sea en la playa o en un lugar que no es un salón preparado para ese fin- es más caro porque hay que hacer una logística mucho más complicada, más cuidadosa y preparar el lugar como si fuese un verdadero salón teniendo en cuenta, además, el factor climático que no es un tema menor".

Goldstein dijo que el costo de la fiesta en sí mismo puede ser más económico si se consigue el campo de un amigo o familiar de los novios o permiso para hacerlo en la playa.  Lo que generalmente encarece este tipo de casamientos son los costos de la logística (el transporte y conservación de los alimentos, los equipos del DJ, las mesas, el viaje y la estadía de los novios y familiares, etcétera). 

Añadió que "aunque no es algo que típicamente caiga bajo la responsabilidad de los novios, hay que tener en cuenta que los invitados tendrán costos más elevados para asistir a la fiesta (transporte y alojamiento)"

Mariana Leiva

Temas

En Vivo