Autorizaron a una mujer ciega a ser testigo de casamiento

25 de septiembre de 2013

"La segunda es la vencida", sostuvo la mujer en diálogo por Radio 10, dado que hace años ya lo había intentado sin éxito. El Registró Civil tuvo una resolución favorable.

Luego recordó que "la segunda es la vencida". Para ella, no fue el primer intento. El primero, en 2008, se frustró en el medio del casamiento. "En el 2008 mi prima me elige como testigo. En el Civil, la jueza me niega la posibilidad argumentando lo que dice el Código", relató.

Daniela es una psicóloga que días atrás, había explicado: "Cuando lo consulté con un abogado para ver si la situación se podía pelear, me dijo que sí. Primero porque esto es una mala interpretación de los jueces, porque el testigo de casamiento no tiene que dar veracidad de lo que está escrito en el acta, para eso está el juez. El testigo da veracidad de que las personas quieran casarse y yo a mi amiga la conozco desde los 14 años".

"No voy a ser testigo de un acto de ver si alguien chocó. Pero esto es un casamiento. Me explicaron y entiendo que es para cuidarme de casos especiales como, por ejemplo, la firma de una escritura. Pero en el casamiento la función es otra", afirmó la mujer, que finalmente podrá ser testigo de la boda.


Temas