-

Un empresario fue víctima de un sofisticado secuestro virtual

04 de octubre de 2013

Lo sufrió Fernando Marín, ex gerenciador de Racing. Imitaron la voz de su hijo y le dijeron: "¡Papá, me quieren matar, me quieren matar!".

El empresario Fernando Marín relató el secuestro virtual del que fue víctima esta semana cuando, desde el otro lugar del teléfono, una voz muy similar a la de su hijo le decía: "¡Papá, me quieren matar, me quieren matar!".

Marín detalló en declaraciones radiales que todo comenzó cuando el teléfono fijo de su casa sonó y le dijeron que un familiar estaba en shock luego de sufrir un accidente.

Para el secuestro virtual, los delincuentes utilizaron al menos cinco líneas de teléfono, pero el elemento que aportaron en esta nueva modalidad fue la imitación de la presunta víctima del secuestro.

"¡Papá, me quieren matar, me quieren matar!". gritaba el delincuente que hacía la voz del hijo de Marín. "¡Te dije que iba a gritar! ¡Ahora cortale un dedo!", se quejaba otro.

La pesadilla se extendió por cuatro horas, desde las 18 a las 22, y terminó cuando el empresario y su esposa fueron desde el centro porteño hasta el partido bonaerense de Escobar para pagar el rescate.

Concretado el pago, el que siempre llevó la voz cantante del grupo de delincuentes le dijo a Marín que llamara a su hijo, que ya estaba bien. "Le dije, a qué número. Al de siempre, me respondió", contó.

El delincuente le reveló que lo llamó desde la cárcel y le advirtió que estuviera "alerta" por esta nueva modalidad de secuestro virtual.

Temas