En la última década se duplicó la venta de preservativos

15 de octubre de 2013

Hoy se consumen unas 150 millones de unidades anuales, que representan ventas por $600 millones en el mismo período. El lugar de compra preferido es el kiosco.

La mayor concientización por parte de la población sobre el uso de preservativos, además de una oferta cada vez más variada, provocaron un salto en la comercialización de este producto. Hoy el nivel de consumo alcanza las 150 millones de unidades anuales, que representan $600 millones de ventas. Los kioscos son los lugares de compra más elegidos.

Las causas de este fenómeno se pueden encontrar en varios motivos, aunque no hay uno que sea del todo claro. De todos modos, el dato que cuenta es que el mercado de los preservativos atraviesa hoy el mejor momento de su historia.

En parte por la mayor concientización sobre la importancia que tiene su uso, y otro poco por la aparición de productos cada vez más innovadores, hoy el mercado de los preservativos mueve nada menos que $ 600 millones al año. Esta evolución marca que en los últimos 10 años el volumen se duplicó. Así surge de datos del mercado, donde marcan que hay dos cuestiones que comenzaron a marcar una diferencia en favor del mercado.

Por un lado, hoy el uso de los preservativos ya no es una complicación para muchos, por lo que su compra se transformó en algo normal. Pero tampoco debemos perder de vista lo que el mercado hizo por entregar una mayor variedad en cuanto a sus productos, algo que hoy es central como argumento de venta”, explicó Juan Manuel Ruiz, gerente de marketing del fabricante Tulipán, según El Cronista..

Como consecuencia de ese último argumento, el ejecutivo explicó que la propia Tulipán debió cambiar su estrategia y comenzar a ofrecer productos variados, ya que siempre fue vista como una empresa más tradicional en cuanto a su propuesta.

Además, los especialistas entienden que en durante los últimos años se dio un cambio cultural entre los clientes, que ahora ven a los preservativos como un elemento de placer y diversión, y no sólo como un método de cuidado.

Otra de las particularidades que se da es cómo está distribuido el canal de ventas.

Los kioscos mantienen el liderazgo absoluto en este sentido, y mueven el 70% del total de los preservativos comercializados. Apenas un 20% corre por cuenta de las farmacias, mientras que el 10% restante se vende en los supermercados.

Del total comercializado, el 60% se factura en el interior del país, mientras que el 40% restante tiene como eje a la Capital Federal.

Uno de los signos más claros que muestra este mercado es el fuerte posicionamiento que tienen Prime y Tulipán, por lejos las dos fabricantes con una participación más amplia.

Mientras que la primera maneja un 48% de la comercialización de los preservativos a nivel nacional, Tulipán mueve un 41 por ciento. Camaleón, en tanto, cuenta con algo menos de un 10%, mientras que marcas mas chicas, como “M” (que elabora el laboratorio mexicano Genoma) se reparten el resto.

“La entrada de nuevos jugadores al mercado no es simple. Durante los últimos tiempos hubo varios intentos, pero en algunos casos esas empresas no lograron hacerse fuertes, e incluso otras terminaron por abandonar el mercado argentino”, consideró Ruiz, y agregó que “en cuestiones como estas la gente prefiere ir a lo seguro, a lo que ya tiene probado”.

Donde sí se da mayor competencia es en el resto de los productos que venden estas firmas, como los gel, con presencia de cinco marcas.

Este segmento representa ya el 30% de la facturación de las firmas, en tanto que los preservativos se llevan el 70 por ciento.

Temas