Randazzo anunció que el Estado se hará cargo de la Línea Sarmiento y lanzó medidas de seguridad

24 de octubre de 2013

El ministro del Interior y Transporte anunció la toma del control pleno del servicio. Además, indicó que los maquinistas deberán realizarse estudios psicofísicos a través de las Fuerza Aérea y no más desde la ART.

      Randazzo Estatiza el Sarmiento 2.jpg

La línea de trenes Sarmiento pasará a ser administrada de forma plena por el Estado a partir de este jueves, informó el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, al tiempo que anunció un paquete de medidas de seguridad para el servicio ferroviario.

"El Estado va a operar el Sarmiento. Separamos a la unidad de gestión que lo manejaba", señaló Randazzo en referencia a UGOMS, la empresa de los grupos EMEPA y Roggio. "En el resto de las líneas -añadió- se hicieron los controles correspondientes de forma correcta, pero no así en el Sarmiento". De esta forma, ratificó que UGOMS seguirá gerenciando la Línea Mitre y que los mismos empresarios -Gabriel Romero y Benito Roggio- estarán a cargo de las otras líneas que operan a través de UGOFE (Roca y San Martín).

"Desaparece un gerenciador privado y esperemos que cambie y mucho", reiteró el titular de la cartera de Transporte nacional e insistió en que "no descarta nada" respecto de las causas del accidente ocurrido el sábado: "Es llamativo que los tres episodios se hayan dado en la línea Sarmiento", lanzó. La operación quedará bajo la gestión de la Sociedad Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado, creada en 2006 por la Ley de Reordenamiento Ferroviario.

      randazzo estatización del sarmiento

En conferencia de prensa, Randazzo pidió "la colaboración de todos los buenos trabajadores" para mejorar la red ferroviaria ante la presencia "de un hecho muy grave" e instó a "no faltar a la verdad ni tergiversar las cosas". Visiblemente enojado por los comentarios que dicen que su gestión "solo maquilla la situación", sentenció: "No estamos dispuestos a bancar cualquier estupidez que se diga".

A su criterio, "es una falta de respeto decir que no se ha avanzado en mejoras en los trenes. Y decir que las formaciones no frenan es estúpido porque si no frenan no salen". También pidió el apoyo de los familiares de las tragedias de ONCE y Castelar.

Por otro lado, ratificó que no le informó a la presidente Cristina Fernández del accidente ocurrido el sábado en la Estación de Once ni de las medidas adoptadas por él este miércoles, pero aclaró: "Estoy convencido de que la Presidente estaría de acuerdo". De todas formas, añadió: "No creo que notificarla del hecho del sábado contribuya a mejorar su salud".

Nuevas medidas

Entre las medidas de seguridad anunciadas, se les practicará a los motorman exámenes psicofísicos, que serán realizados por la Fuerza Aérea y tendrán el mismo nivel de aprobación que los que se aplica a los pilotos. Hasta ahora, se efectuaban esos estudios a través de la ART.

También se obligará a las formaciones eléctricas a ingresar a las cabeceras de los andenes a 5 Km/h y deberán detenerse 20 metros antes de concluir su recorrido, para luego poder finalizarlo.

Durante la extensa conferencia, Randazzo recordó que desde hace más de un año se debían realizar tests de alcoholemia y psicofísicos, pero que el gremio (La Fraternidad) no los aceptaba. Hace poco más de un mes, tras un paro de los maquinistas, decidieron que los tests lo harían profesionales de la salud mental, como exigían los trabajadores. Esto no se habría cumplido aun.

Temas