Una madre denuncia que su hija de 7 fue violada por el tío

17 de agosto de 2017

La mamá de la menor hizo las denuncias pero aún ni siquiera le dieron una fecha para realizar la Cámara Gesell. El supuesto agresor tiene 17 años y sigue en la casa de su abuela. Como castigo, le sacaron el celular.

Por Bárbara García Crespo

Jacqueline Ruiz Díaz
está desesperada. Era domingo 23 de julio cuando estaba compartiendo la merienda con sus hijas y su cuñada de 11 años. "Mi cuñadita estaba terminado un trabajo práctico para la escuela donde en distintos grupos trabajaban sobre distintas partes del cuerpo humano. A un grupo de varones le tocó el pene y ella me lo dijo bajito para que no lo escuchen mis hijas", cóntó a minutouno.com.

-"Tía, ¿que dijiste?", preguntó L.

- "Dijo 'la pierna'", contestó Jaqueline

- "No, no dijo eso, dijo esto" (señalando la parte íntima)

- "Si, el pene", agregó la mujer.

- "Como el del tío", contestó la nena de siete años

- "¡Pero si vos no viste desnudo al tío!"

- "Sí", contestó la menor con una risa vergonzosa.

abusador.jpg
<p>El presunto abusador</p>

El presunto abusador

"No lo podía creer. En ese momento me puse a hablar con ella y mi hija me dijo que le preguntara a la tía. Mi cuñada de 11 años lo sabía hace un mes y entre las dos comenzaron a contarme detalles", agregó Jacqueline de 29 años. Según relató la menor, los abusos habrían comenzado hace un año atrás cuando el joven se fue a vivir a la casa de su hermano.

Según le relató L. a su mamá, el supuesto agresor, de 17 años, hermano del padrastro de la menor, la invitaba a una de las habitaciones donde la hacía cubrirse con la sábana. "Primero me dijo que estaban vestidos, pero poco a poco me fue soltando que la hacía desnudarse", relató la mujer.

El agresor, llamado César, se fue a vivir con el hermano Marcelo en enero del 2016. Vino desde Paraguay con su hermana de 10 años y al no tener dónde ir, la más chiquita se fue con su abuela a La Boca y César con Marcelo, pareja de Jacqueline.

Embed

"Es horrible lo que contó, hubo de todo: penetración y todo tipo de abusos. Mi hija me contó con muñecos las poses que este degenerado le hizo hacer. Todavía sigue contándome detalles que no puedo reproducir", explicó a este portal.

Esa misma noche Jacqueline fue a hacer la denuncia a la comisaría 40 del barrio de Parque Avellaneda y llevaron, junto con su marido, a su hija al hospital para hacer los peritajes correspondientes. "Estaba toda lastimada, la vagina con moretones y la entrepierna raspada",dijo.

"Cuando me enteré le conté a mi marido. Él no es el papá biológico pero sí su papá del corazón. Es como si fuese su hija. Cuando Marcelo se enteró, lo agarró y lo golpeó hasta dejarlo casi inconsciente. No lo mató porque es su hermano pero para él ya está muerto", explicó.

Tras la denuncia de Jacqueline, la Justicia accionó poco y nada. "Sólo sé que le sacaron el celular, pero ni siquiera lo llevaron a declarar o lo tuvieron demorado. Él está en la casa de su abuela, con su hermanita menor y nadie hace nada. Tenemos mucha impotencia", agregó.

"Estaba toda lastimada, la vagina con moretones y la entrepierna raspada"

Este martes L. comienza un tratamiento psicológico para poder entender qué le pasó y sobrellevar la situación de abuso. "Estamos desesperados, jamás podríamos haber imaginado que un familiar haga algo así. Fui como su mamá, lo estaba ayudando a que vaya a la escuela, a tramitar su documento. Queremos justicia por mi hija. No puede haber un pedófilo suelto", explicó.

Las denuncias

denuncia-abuso-info1.jpg

denuncia-abuso-info2.jpg

denuncia-abuso-info3.jpg

Temas