-

-

Recesión: cerró La Grilla, otro emblemático restaurante porteño

17 de agosto de 2017

Además de quedar en la calle los 20 trabajadores de La Grilla denuncian que los dueños del local desapareció y no los atiende. Les adeuda dos meses de sueldos, aguinaldo y vacaciones. Piden ayuda para que "no se quieran escapar tan fácil".

Más de 20 trabajadores quedaron en la calle luego de que los dueños de otro emblemático restaurante porteño resolvieran cerrar sus puertas. Se trata de la parrilla La Grilla en Villa del Parque.

Embed

El miércoles de la semana pasada cuando los trabajadores llegaron como todos los días para abrir el local se encontraron con una faja de clausura. Sin embargo ante la ausencia del dueño del local y la falta de respuesta se acercaron hasta la sede comunal para averiguar qué había pasado y ahí les informaron que no existía tal clausura y que la faja era falsa.

Cerró La Grilla.mp4

Desde entonces los trabajadores, a los que los dueños del restaurante les adeudan dos meses de sueldos, aguinaldo y vacaciones, acampan frente a las puertas de local para evitar su vaciamiento.

Aseguran además que hace una semana que el dueño no les brinda ningún tipo de información. Juan Carlos, uno de los empleados, detalló la situación por la que están atravesando. “Nos encontramos con todas las persianas bajas, una orden de clausura que es falsa. Hemos ido a averiguar a la comuna y nos dijeron que era falsa, que no había orden de clausura”, además comentó que al día siguiente el dueño envió un mensaje pidiéndoles que no vayan a trabajar.

La Grilla.jpg
Cerró La Grilla<br>
Cerró La Grilla

Sobre si el dueño les había comunicado sobre la situación, Juan Carlos dijo que era "muy escasa" y que las "excusas son muy raras". Según les informaron el dueño alegó una deuda de más de 50 mil pesos y por ello se encontraba clausurado el local, cuestión que después comprobaron era falsa.

Los trabajadores denunciaron que les deben dos meses de sueldos, aguinaldo y vacaciones

Los mozos, cocineros y demás empleados llevan más de 25 años trabajando en el restaurante y denuncian "nadie tiene un peso en el bolsillo".

Reclaman que el dueño les diga qué van a hacer con el local y que “no se quieran escapar tan fácil”.

Temas