-

Alquileres: ¿cuánto vas a tener que pagar tras la nueva ley?

02 de septiembre de 2017

Especialistas consultados por Ámbito Financiero coincidieron con que la norma desalienta la inversión. Inmobiliarias pedirán al Gobierno que introduzca cambios.

Tras la nueva ley de alquileres, las inmobiliarias porteñas advierten que podrían perder un 50% de ganancias y anticipan que habrá aumentos entre un 5% y 10% en el precio de los alquileres de departamentos.

Ante esta situación, los agentes de bienes raíces se reunirán este miércoles con las autoridades del gobierno porteño para intentar introducir modificaciones a la norma que fue aprobada por la Legislatura la semana pasada.

alquiler alquileres departamento casa.jpg

Los agentes inmobiliarios calculan que perderán el 50% del ingreso de cada contrato, cifras que podrían superar los 25 millones de pesos en un año. Además pronostican un importante cambio en el mercado inmobiliario.

La mayoría duda de que los propietarios estén dispuestos a pagar las comisiones por las transacciones a las inmobiliarias, por lo que hay dos escenarios posibles. El primero, que aumente la cantidad de oferta de inmuebles para la venta -ya que muchos decidirán quitar sus propiedades del mercado del alquiler- El segundo, que los dueños decidan generar las transacciones sin la intervención de las inmobiliarias. Lo que está claro es que en ambos casos, el escenario es desfavorable para los agentes de real estate.

alquiler.jpg

"Es una derrota para los alquileres, los precios van a subir"

"Es una derrota para los alquileres, los precios van a subir. Porque ningún propietario va a querer hacerse cargo de esa nueva suma de dinero y lo van a trasladar a los precios, que van a incrementarse entre un 5% y un 10%. Ya algunos dueños se muestran atemorizados y sacan los inmuebles del alquiler, porque tienen miedo que se fijen precios y que el negocio sea aún menos rentable de lo que es", explicó a Ámbito Financiero Héctor D´Odorico, presidente del Colegio Profesional de Corredores Inmobiliarios.

"Lo que las inmobiliarias les cobran a los inquilinos sirve para demostrarle al propietario la posibilidad de pago. Pero si esos gastos ahora estarán en manos de los dueños no hay forma de demostrar que el locatario tiene solvencia y podrá afrontar el alquiler. Es posible que se desencadene como un problema a futuro con más inquilinos deudores", explicó Patricio Villagrán, asesor en inversiones inmobiliarias.

La nueva ley generó mucho ruido y todos los especialistas consultados coinciden en que desalienta la inversión. En primer lugar, porque hoy el propietario debe afrontar más gatos y en segundo lugar porque la rentabilidad es muy baja, sobre todo si se la compara con la ganancia que puede dar hoy las acciones en Bolsa y las Lebac, entre algunos jugadores financieros.

Temas