Denuncian al dueño de Adán Buenosayres por estafa a sus empleados

03 de agosto de 2017

Un grupo de trabajadores denuncian que el dueño de la librería Adán Buenosayres alegó caída en las ventas para armar una falsa cooperativa, y así evitar pagar las cargas sociales.

En junio de 2016, los amantes de la literatura se vieron sorprendidos ante el anuncio del cierre de la emblemática librería Adán Buenosayres, ubicada en la avenida Corrientes al 1600, como consecuencia de la caída en las ventas y la imposibilidad de afrontar los altos costos que demandaba el negocio.

Muchos de los clientes intentaron salvarla y se acercaron al local para comprar los libros que se promocionaban en los estantes y mesas del lugar. Durante esos días, largas filas se formaron en la vereda del lugar y, en varias ocasiones, se trabajó con la persiana baja ante la masiva respuesta de los clientes.

Embed

"Vengan a comprar libros que tengo que juntar guita para indemnizar a los pibes que se quedan sin laburo"

"Vengan a comprar libros que tengo que juntar guita para indemnizar a los pibes que se quedan sin laburo", escribió en su cuenta de Facebook, David De Vita, el dueño de la tradicional librería.

Ante la respuesta solidaria del público, De Vita anunció que, junto a sus empleados, formaría una cooperativa y que él sería uno más entre los trabajadores para salvar la librería.

Embed

Sin embargo, lo que parecía ser un gran gesto de solidaridad, compañerismo y lucha terminó de la peor manera: los miembros de la cooperativa denunciaron que De Vita los estafó para no pagar las cargas sociales de los trabajadores.

Durante una asamblea, que se realizó el 4 de junio pasado, se presentaron los balances que demostraban que las ventas superaban a los gastos. En la misma reunión, una de las trabajadoras mencionó que De Vita había vendido el fondo de comercio de Adán Buenosayres, el cual había sido cedido meses antes como capital inicial para constituir la cooperativa.

"En una asamblea le planteamos la venta fraudulenta del fondo de comercio"

"En la asamblea le planteamos la venta fraudulenta del fondo de comercio y que, cuando saliera la matrícula de la cooperativa, no queríamos trabajar más con él porque nos había estafado", dijo Nicolás Palazzini, uno de los cooperativistas, a ámbito.com.

Embed

Ante esta situación, De Vita se guardó el dinero de la recaudación y dijo que no abandonaría la cooperativa. A los días, llamó a la Policía y denunció que sus ex empleados habían tomado la librería. Además, cambió el candado del local y los trabajadores no pudieron ingresar más a sus puestos de trabajo.

Desde entonces, los cooperativistas comenzaron un acampe en la vereda de la librería. Allí venden libros que les fueron donados o incluso llevados desde sus propias bibliotecas; y se mantienen alertas ante un posible vaciamiento del local.

Embed

Palazzini comentó que debieron tramitar una nueva cooperativa, ya que la que en la que se incluía a De Vita "era imposible que saliera la matrícula porque él tenía que dar de baja la SRL que aún tiene activa". Desde entonces, y con la ayuda de la gente del Bauen, arrancaron a constituir la cooperativa desde cero.

Los damnificados por la maniobra, en tanto, no son sólo los ex empleados: esto afecta también al dueño del local, que se mantiene cerrado, y a "la librería Jekyll, que compró el fondo de comercio por 12 mil dólares y pagó un mes de adelanto y un mes de depósito, pero no puede ingresar por este conflicto laboral", detalló el cooperativista.

Además, De Vita fue denunciado por violencia física a una de las empleadas que reclamó por sus derechos. También registraron denuncias ante la AFIP y el Instituto Inaes por la maniobra fraudulenta.

Mientras tanto, los cuatro exempleados de Adán BuenosAyres luchan por recuperar el "millón de pesos valorizados en libros" que siguen en el local y por obtener sus indemnizaciones, ya que debido a las maniobras denunciadas la cooperativa nunca estuvo legalmente constituida durante la gestión de De Vita, lo cual los convertía en trabajadores en relación de dependencia, aunque -excepto una- todos en negro.

Temas