-

Game of tabús

02 de septiembre de 2017

Entre todos los argumentos que presenta la serie para volverse un símbolo de culto y fascinación, la aparición de temas tabú como el incesto suma motivos de polémica y atracción. Pero ¿por qué nos gusta lo "prohibido"?

Por Federico Mana

Pasan las temporadas, los episodios y los personajes pero en Game of Thrones los temas tabú como el incesto, quedan. Es que a la ya intrincada relación sentimental de los hermanos Lannister ahora debemos sumar el vínculo entre Daenerys y Jon Snow a quien hoy podemos ubicar dentro del clan Targaryen como sobrino de la madre de los dragones. Por ende ¿por qué insistirá la serie con este tema?

Escena Game of Thrones

Si algo caracterizó a la adaptación televisiva de la historia escrita por George R.R. Martin es la continuación de la intención del autor de poner en el centro los dilemas morales humanos sin miedo a echar luz sobre prácticas que pese a ser consideradas como horrorosas, los sujetos han llevado adelante a lo largo de toda su existencia. Así, entre la decapitación de Ned Stark, la Boda Roja, la violación de Sansa o las torturas de los Gorriones en nombre de la Fe, Game of Thrones ha sabido conjugar el morbo de su audiencia con el interés por la trama y, por qué no, la reflexión acerca de nuestra propia humanidad.

Así entonces, al reiterar la puesta en escena del incesto podemos llegar a cuestionarnos por un lado respecto a su rechazo en la sociedad y por el otro acerca de por qué genera atracción en una obra ficcional. En cuanto a su rechazo, podemos llegar a afirmar que pocas son las acciones humanas que logran semejante oposición: prácticamente todas las culturas a lo largo del tiempo han visto en el incesto una atrocidad, como algo aberrante pasible de ser prohibido de todas las formas imaginables, hasta tal punto que varios consideran que su repulsión no es una construcción social sino algo natural de nuestra especie.

Game of Thrones Season 7- Official Trailer (HBO).mp4

Pero si tanta animadversión provoca el incesto ¿por qué los espectadores lo consumen? Hace tiempo se especulaba que tanto Daenerys como Jon podrían estar emparentados y que establecerían una relación ¿por qué entonces a nadie le pareció como mínimo un desacierto de los guionistas que esto pasara? Sin lugar a dudas el mote de “prohibido” es lo que explica tal fascinación que se extiende a cualquier otra obra artística que explote los temas tabú de una sociedad: satisfacer el deseo de saber qué es lo que merece semejante desaprobación y oscuridad sin tener que cargar con la culpa de haberlo realizado.

Como ya lo decía Aristóteles en su Poética, los espectadores generan identificación con los protagonistas de manera tal que experimentan emociones con el acaecer de sus personajes. Claramente en gran parte de los seguidores de la serie hubo experiencias catárticas en la séptima temporada, ya sea con la Khaleesi montada en un dragón quemando enemigos o acostada junto a Jon Snow.

cercei jaime.jpg

No obstante establecer que el único atractivo de la serie radica en su poder catártico sería establecer una posición reduccionista. Claramente la intención de entretener es la principal de esta producción, pero no por ello se debe obviar las posibilidades de reflexión que abre sobre temas profundos de la humanidad que, más allá de la atmósfera fantástica dada por dragones y hombres blancos, permanecen presentes en cada capítulo. ¿Por qué está mal el incesto? ¿Existe la bondad separada de la maldad? ¿Por qué los sujetos se pelean por poder?

Temas