El colegio se desliga del festejo de los padres por el cambio de curso al chico con Asperger

04 de septiembre de 2017

El representante legal del colegio San Antonio de Padua, Gustavo González, repudió por C5N el festejo de los padres en las redes por el cambio de curso de un alumno que padece síndrome de Asperger. "Para nosotros la integración es una bandera", sostuvo.

Embed

El representante legal del Centro Educativo Franciscano San Antonio de Padua, Gustavo González, repudió el festejo de un grupo de padres por el cambio de curso a un alumno que padece síndrome de Asperger.

"Los comentarios de los padres me dejaron sin palabras y no forman parte del espíritu franciscano. No es lo que queremos", sostuvo González por C5N.

"Los comentarios de los padres me dejaron sin palabras y no forman parte del espíritu franciscano. No es lo que queremos".

Respecto a la decisión del colegio de cambiar de curso al chico, el representante legal argumentó que es una medida "muy común".

“Es muy común el cambio de curso. Hace cuatro años que trabajamos con este nene que tiene un diagnóstico de Asperger desde hace dos. El chico tiene crisis disruptivas que alteran la clase, por eso hay que buscar estrategias”, sostuvo González.

"Es muy común el cambio de curso"

¿Te parece correcto que un col...

“En la red educativa franciscana la integración es una bandera y queremos que el chico termine el año. Lamento que las redes generen tanto daño”, concluyó el representante legal del colegio.

La respuesta del colegio se dio luego de que un grupo de madres celebrara por WhatsApp la remoción del chico con Asperger y cuyas capturas del chat se viralizaran.

Rosaura Gómez compartió las capturas en un grupo cerrado de Facebook y explicó que el alumno en cuestión es su sobrino, que "es un dulce" y que "las mamás de los compañeritos hacían paro", es decir, se negaban a llevar a sus hijos al colegio hasta que el niño fuese echado de la institución.

colegio padua asperger.jpg
Las capturas fueron compartidas en Facebook y se volvieron virales
Las capturas fueron compartidas en Facebook y se volvieron virales

La respuesta del colegio fue cambiar de división al alumno, lo que le permitirá terminar el 4º grado aunque sea con compañeros nuevos. "Se supone que es un colegio religioso y esta fue la reacción de las mamás al enterarse", se quejó Gómez.

Temas