El emotivo relato de un docente frente al crimen de su alumna: "Empezó a creer que se merecía algo mejor"

Por: Bárbara García Crespo
16 de septiembre de 2017

Santiago Gadda Apollonio es profesor de Filosofía. En las últimas horas sorprendió en las redes sociales con un sentido mensaje frente al crimen de Carla, una de sus alumnas que fue asesinada por su pareja.

Carla tenía 28 años. Era mamá de un nene y una nena de 10 y 7 años. A principios del 2017 empezó a estudiar en Instituto Superior de Formación Docente y Técnica N° 56 de González Catán para poder cumplir su sueño: Carla quería ser maestra.

“Carla veía lo bueno en todos. Siempre pensaba que se podía ser mejor persona. Incluso pensó que podía cambiar al hombre que la terminó asesinando. Hubiera sido una excelente maestra”, dice Santiago a minutouno.com aún consternado con la noticia de la muerte de Carla.

Embed

Doce tiros. Fueron doce tiros los que su marido le disparó cuando ella le dijo que se iba, que lo dejaba solo, que iba a seguir estudiando y trabajar como docente. Carla murió delante de sus hijos. Después de asesinarla, el homicida se suicidó.

“Carla había decidió cumplir su sueño y hubo algo que la alertó. Ella sabía que se merecía algo mejor. El estudio comenzó a darle eso, independencia. No sé durante cuánto tiempo quizás el hombre que le quitó la vida le habrá dicho que no servía para eso y sin embargo, ella se dio cuenta y sabía que podía hacerlo”, relata el docente.

Embed

“Vengo de velar a una alumna. Su marido le metió 12 balazos. Su problema fue creer que podía estudiar para no depender de él.”, fue uno de los mensajes que Santiago publicó en su cuenta de Twitter que luego replicó en Facebook y que llegó a más de un millón de personas.

Embed

“Creo que después de esto es necesario iniciar un debate en la escuela. Cómo nos paramos nosotros los docentes frente a esto. Después de velar a Carla, tuve clases en el curso de ella. Me impresionó la cantidad de casos parecidos. Que comenzaron a animarse a hablar. Nosotros, como institución tenemos que hacer algo con eso, no podemos ser ajenos a la realidad de nuestros alumnos”, aseguró Santiago.


"Carla se animó a creer que se merecía algo mejor en vez de depender de él"

“Con esto que pasó, confirmó que nuestro trabajo, desde las aulas no es darles un texto y que lo aprendan. Tenemos que trabajar estas cuestiones con ellos. Siendo más directos. Ir por el lado de las emociones”,agregó.

Embed

Para Santiago tiene que haber un cambio en la educación.“No tiene que ver con la reflexión crítica. No tenemos que racionalizarlo, hacer conclusiones y listo.Tenemos que partir de la experiencia, de las emociones. Contar las cosas en carne viva porque es desde donde uno comienza a movilizarse. Desde lo más emocional, incluso desde lo más doloroso es desde donde se moviliza y comienzan a salir los cambios”, explicó.

Temas