El castigo que recibió Wayne Rooney por manejar borracho en Inglaterra

18 de septiembre de 2017

El futbolista inglés del Everton, Wayne Rooney, se declaró culpable de conducir ebrio, por lo que fue condenado a 100 horas de trabajo comunitario y se le retiró el registro de conducir durante dos años.

Durante una vista celebrada en los juzgados de Stockport, en la ciudad de Manchester, el delantero pidió perdón por su comportamiento y reconoció que ponerse al volante tras haber bebido alcohol fue una "falta de juicio imperdonable".

Rooney, de 31 años, recibió el alto en un control de alcoholemia mientras circulaba el pasado 1º de septiembre a las 2 de la madrugada en un vehículo por la localidad de Wilmslow, en el condado de Cheshire, al norte de Inglaterra.

Embed

El ex capitán de la Selección inglesa y del Manchester United fue detenido y puesto después en libertad bajo fianza hasta la celebración del juicio.

Las pruebas presentadas constataron que Rooney conducía con un nivel de alcohol en el organismo tres veces superior al límite permitido, que en Inglaterra y Gales se sitúa en los 35 microgramos por 100 mililitros de aliento.

En un comunicado, Rooney declaró que ya había pedido disculpas a su entrenador, el holandés Ronald Koeman, a "todo el mundo en el Everton" y a su esposa Coleen y sus tres hijos, quienes se encontraban de vacaciones cuando ocurrió este incidente.

Rooney

"Ahora quiero pedir perdón a todos los seguidores y a cualquiera que me haya seguido y apoyado durante mi carrera. Por supuesto, acepto la sentencia del tribunal y espero que pueda arreglar algunas cosas a través del trabajo comunitario", agregó el futbolista.

Temas