-

-

La Ciudad se reunió con los alumnos y les pidió que levanten las tomas

20 de septiembre de 2017

"Dejen que sus compañeros puedan ir a la escuela", les pidió la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña. Hay 29 establecimientos tomados.

A cuatro semanas del inicio de las tomas de colegios en contra de la reforma educativa impulsada por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, finalmente recibió a los alumnos para intentar destrabar el conflicto.

Tras el encuentro Acuña brindó una conferencia de prensa en la que aseguró que invitó a los representantes de los alumnos a "seguir trabajando en mesas más chicas a partir del próximo lunes para poder ir mejorando entre todos la escuela pública".

Acuña: "Todos creemos que la escuela debe reformarse"

"Todos creemos que la escuela debe reformarse" advirtió y se mostró dispuesta a incorporar las propuestas que le hagan llegar los alumnos a la iniciativa que pretende comenzar a implementar a partir del próximo año en al menos 20 escuelas de gestión estatal porteñas.

"Nuestro objetivo es incorporar sugerencias" aseguró Acuña anque negó que se dé marcha atrás con la resistida iniciativa. Así dejó entender que las sugerencias que el ministerio estaría dispuesto a escuchar están vinculadas a cuestiones vinculadas con la implementación de la reforma más que al contenido mismo de dicha reforma.

En este sentido insistió en negar que los alumnos no realizarán pasantías en empresas sino que serán "prácticas educativas", uno de los puntos más resistidos de la reforma impulsada por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. "En la reunión hablaban de pasantías, no va a haber pasantías, son prácticas educativas. Este no es un detalle menor el nombre, hay una ley de prácticas educativas y otra de pasantías, son espacios fuera de la escuela donde los chicos van a poder seguir aprendiendo" aseguró Acuña.

Acuña: "En la reunión (los alumnos) hablaban de pasantías. No va a haber pasantías, son prácticas educativas".

La ministra aseguró que las prácticas educativas podrían tener lugar en ámbitos gubernamentales, de la sociedad civil o incluso privados y que serán no rentadas. "No es un trabajo es un proceso educativo y como tal no es rentado, estamos hablando de seguir estudiando en horario de clases pero en otro espacio".

Acuña cargó además una vez contra las tomas de colegios las que, aseguró, "tienen mucho que ver con la política". Acusó además a los estudiantes que protagonizan las tomas se estar "financiados" por partidos políticos y gremios que corren con los gastos de la logística que implica mantener las tomas.

Embed

Temas