Jaime, el dueño de una textil es el argentino muerto por el terremoto en México

23 de septiembre de 2017

Cancillería argentina explicó que se trata de un argentino que residía en ciudad de México,

El cuerpo de un ciudadano argentino que murió en el terremoto que devastó a México ya fue entregado a su familia, confirmó el Tribunal Superior de Justicia de la capital azteca.

Se trata de Jaime Achequenaze Azkenazy, de 76 años, residente en la Ciudad de México, precisó este sábado al mediodía Cancillería argentina a través de un comunicado.

"Los restos mortales fueron retirados de la morgue por los familiares del señor Achequenaze Azkenazy, también residentes en México, y serán inhumados por su familia", añadió el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Según el sitio de noticias mexicano La Silla Rota, Achequenze Azkenazy era dueño de una fábrica textil, ubicada en la zona de la colonia Obrera de ciudad de México.

La construcción tenía cuatro pisos, ocupado cada uno por una empresa. Una de ellas era Línea Moda Joven, la firma que pertenecía a Achequenze Azkenazy, de acuerdo a lo informado por La Silla Rota. Empleados de la fábrica habrían sobrevivido al lograr escapar a tiempo del edificio.

TERREMOTO MÉXICO

"Jaime era un judío religioso muy comprometido con su comunidad que vivía hace años en México junto a toda su familia", señaló la agencia de noticias AJN.

"Azkenazy, también conocido como 'El Ché', acudía frecuentemente al templo donde se encargaba de preparar la caja de los donativos", informó esa agencia

Los equipos de rescate seguían continuaban en busca de sobrevivientes entre los escombros en Ciudad de México, debieron suspender este sábado su trabajo ante un nuevo temblor de 6,1 grados.

"No tenemos hasta el momento reportes nuevos de incidentes derivados de este sismo", dijo a la cadena Televisa el titular de Protección Civil de la alcaldía, Fausto Lugo.

terremoto mexico 2017-09-19 18.22

Sin embargo, hay temores por los efectos que pueda haber tenido sobre eventuales sobrevivientes bajo los escombros y en los edificios ya afectados por el sismo anterior.

El cónsul de Argentina en México, Gabriel Servetto, había anticipado el miércoles que aún no había podido contactar a varios compatriotas que se encontraban en ese país al momento del terremoto.

A través de un comunicado oficial, el Tribunal precisó que, hasta el momento, "son ocho los cadáveres de personas extranjeras" entre las víctimas de los derrumbes provocados por el sismo.

"Se trata de cuatro taiwanesa, una panameña y tres masculinos: uno coreano, otro español y uno argentino", señala el comunicado.

El sismo de magnitud 7,1 en la escala de Richter, que golpeó la parte central del país ha dejado, hasta el momento, 293 víctimas fatales.

Tras el terremoto, que provocó el colapso de 38 edificios en la Ciudad de México, las autoridades locales pidieron a los ciudadanos revisar casas, departamentos y centros de trabajo para reportar cualquier alteración en la construcción que haya sufrido.