-

-

Se levantaron casi todas las tomas pero el rechazo a la reforma sigue firme

26 de septiembre de 2017

Los estudiantes reclamaron la suspensión por un año de la reforma educativa y la convocatoria a un congreso pedagógico para analizarla.

Los estudiantes de las escuelas secundarias porteñas marcharon este martes al Ministerio de Educación de la Ciudad para reclamar que se suspenda la aplicación de la reforma educativa y se convoque a un congreso pedagógico para analizarla.

Los alumnos resolvieron este martes el levantamiento de las tomas en casi todas las escuelas y solo quedaban cuatro establecimientos a la espera de que en asambleas se decida si continuaban con la medida de fuerza o si la dejaban sin efecto.

Sólo quedan cuatro escuelas tomadas a la espera de las asambleas en la que de analizará si levantan la medida o no

Como forma de seguir adelante en su plan de visibilizar el rechazo a la reforma educativa que prevé la implementación de "prácticas formativas" no rentadas en empresas privadas en el último año del secundario, un nutrido contingente de estudiantes marchó por las calles de la ciudad hasta la sede de la cartera educativa porteña que encabeza Soledad Acuña.

"Hoy estuvimos en la primera reunión por región. Entregamos un petitorio para expresar nuestro rechazo y proponemos que se convoque a un congreso pedagógico", señaló Santiago Legato, del Centro de Estudiantes del colegio Nicolás Avellaneda, en una conferencia de prensa que brindaron los estudiantes frente al Ministerio de Educación de la Ciudad.

Los estudiantes no fueron recibidos por Acuña sino por otras autoridades de la cartera educativa a quienes le presentaron un petitorio donde solicitaron que suspenda la aplicación de la reforma educativa durante un año y convoque a un congreso pedagógico, conformado por autoridades, directivos, docentes, padres y alumnos.

Los alumnos rechazaron las reuniones propuestas por Acuña porque "no son vinculantes ni resolutivas"

Durante esta jornada estaba prevista además que se desarrollaran reuniones entre autoridades del ministerio y estudiantes divididos por regiones para facilitar el diálogo.

Los estudiantes rechazaron la modalidad propuesta por el ministerio y pidieron que los encuentros se realicen con la participación de todos los representantes de las escuelas.

Al respecto, Agostina Olivera, del centro de estudiantes de la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas "Sofía Broquen de Spangenberg" dijo que "la coordinadora de base rechaza estas reuniones, por la modalidad y porque no son vinculantes ni resolutivas".

La reforma educativa que impulsa la Ciudad incluye "prácticas formativas no rentadas en empresas privadas

En la misma línea se manifestó Manuel Ovando, del centro de estudiantes del Instituto de Educación Superior en Lenguas Vivas "Juan Manuel Fernández", al señalar: "Estamos pidiendo una reunión donde se escuchen todas las voces y sea realmente resolutiva".

Temas