Del campo a la verdulería, los precios aumentan hasta un 500%

Por: Susana Maidana
03 de octubre de 2017

La diferencia entre lo que cobran los productores y lo que pagan los consumidores por las verduras sigue siendo excesiva y perjudica a los dos actores más débiles de la cadena de comercialización. ¿Cuánto cuestan y cuánto se pagan las verduras?

Es una problemática que viene desde hace años y que perjudica a miles de familias. La brecha de los precios entre los que cobra el productor y lo que paga un consumidor por las verduras es excesiva.

VERDURAS.mp4

Ante esta situación, los pequeños productores y campesinos decidieron realizar este martes un “Feriazo” en Plaza de Mayo, donde se venderán más de 20.000 kilos de frutas y verduras al mismo precio que se paga en las chacras. Será una manera de reclamar políticas para un sector en crisis de rentabilidad.

A modo de ejemplo, el productor de la lechuga recibe por kilo 7 pesos, cuando el mismo producto se comercializa a no menos de $ 50 en las verdulerías y supermercados de Capital Federal.

El productor de la lechuga recibe por kg 7$; en la verdulería cuesta hasta 50$

De un kilo de morrón el productor recibe por 15 pesos, cuando la verdura se consigue a 60 pesos el kilo, como mínimo. La zanahoria, que viene de Santiago del Estero, se vende a 12 pesos el kilo en las verdulerías y a 14 pesos en los supermercados. Sin embargo, el productor sólo recibe un peso.

“Las economías regionales y los consumidores son los más perjudicados por los excesivos aumentos que se dan en la cadena de comercialización. Necesitamos que se establezcan precios mínimos y máximos para evitar abusos”, reclamó el productor Elías Amador en declaraciones a minutouno.com.

cadena-de-comercializacion-de-verduras.jpg

La cadena de comercialización comienza en la chacra, donde los camiones van a buscar los cajones de verduras, que luego trasladan hasta los grandes mercados mayoristas (como el Mercado Central o el Mercado Regional de La Plata).

“Los mercados mayoristas marcan tendencia y fijan los precios. Después, el minorista tiene que agregarle el costo del traslado (por ejemplo en flete) hasta su verdulería”, explicó Amador.

Lo cierto es que estos incrementos que se dan a lo largo de la cadena de comercialización termina afectando al consumidor, mientras que del otro lado (el productor) termina recibiendo una miseria por su producto.

PRECIOS VERDURAS

Temas