El hombre de 66 años que vive en un avión en el medio de un bosque

04 de octubre de 2017

Un ingeniero estadounidense se encargó de refaccionar un Boeing 727 que compró en 1999, ubicado en medio de un bosque, para convertirlo en su hogar.

Bruce Campbell, de 66 años, compró 4 hectáreas por 23 mil dólares en un bosque en Portland, Oregon, cuando tenía apenas 20 años. A falta de una casa, el ingeniero estadounidense se las ingenió para comprar un Boeing 727 por 100 mil dólares, en 1999, luego de escuchar una conversación de su peluquero sobre una curiosa transacción aeronáutica.

A partir de entonces, el hombre se encargó de convertir el avión comercial de tres motores en su hogar. El mismo cuenta con un futón, una cocina, un área de lavandería y una ducha. Eso sí, allí vive al menos seis meses, mientras que la otra mitad del año la pasa en Japón.

aero 2.png

Desde que Campbell se graduó como ingeniero siempre quiso llevar una vida alejado de la sociedad. De hecho, nunca se casó y reconoce que es “socialmente bastante inepto”. Según contó, su pasatiempo pasa por estar "entretenido con actividades y juguetes técnicos".

La aeronave debió ser trasladada de un muelle japonés hasta Portland, en la costa oeste del país norteamericano, hacia sus 4 hectáreas que había comprado de joven. Además, al pago inicial de 100 mil dólares le debió agregar otros 120 mil por el costo de la remoción de alas y colas.

aero 3.jpg

“Mi idea es elegir el camino que me hace más feliz”, dijo el ingeniero en declaraciones al Daily Mail, a pesar de llevar una vida modesta: duerme en un futón, se baña en una ducha improvisada y cocina en el microondas o tostadora.

Campbell cree en la teoría de que alejarse de “el rebaño” es beneficioso para el crecimiento personal y que se requiere de mucha valentía para llevar “una vida de tedio”. "El rebaño es intrínsecamente incapaz de abrir nuevos caminos a nuestro futuro. Solo los pensadores independientes y audaces pueden hacer eso. Por eso, ignora al rebaño", indicó.

air.mp4

¿Por qué un avión y no una cabaña? "No quiero ofender, pero la madera es, en mi opinión, un terrible material de construcción", señaló. "Las casas de palos rectangulares no pueden soportar vientos fuertes. Cuando se incendian, a menudo, matan a sus comensales, son fácilmente accesibles para los ladrones, tienen fugas y se degradan rápidamente", agregó.

Antes de vivir en la aeronave, Campbell habitó durante años en una casa móvil donde sufrió las pésimas condiciones de higiene que provocaron que el lugar se infestara de ratones. Es por eso que no tuvo otra alternativa que acelerar la mudanza, pese a que en ese momento no contaba con un permiso de construcción.

aero 5.jpg

Si bien ya pasaron 15 años, el ingeniero continúo restaurando los elementos originales de su interior, como asientos y luces, con el objetivo es vivir durante todo el año en su tan preciado avión.

Temas