-

Creen que la mujer que mató a sus dos hijos sufrió un "brote psicótico"

07 de octubre de 2017

El doble filicidio sacudió a todo Tucumán. Los investigadores creen que la mujer sufrió algún tipo de alteración mental.

Nadia Fucilieri, la enfermera que mató a sus dos hijos con un bisturí en su casa del barrio El Bosque, en Tucumán, sigue internada y sedada. En ese sentido, la joven aún no pudo declarar ante la Justicia. La principal hipótesis que manejan los investigadores es que sufrió un brote psicótico.

Es que, según el relato que hizo el pariente de la mujer que descubrió el episodio que sacudió a todo Tucumán, la propia enfermera le habría entregado la llave para que pudiera abrir la puerta. “Andá a ver a los chicos”, le habría señalado una vez que ingresó.

Los cuerpos de Marcelino, de 4 años, y Pía, de 2, fueron hallados sobre la cama y debajo de la misma había dos bolsas con sangre. Según creen, la mujer habría juntado el líquido después de provocarles los cortes a sus hijos.

doble-filicidio.jpg
La mujer habría sufrido un brute psicológico
La mujer habría sufrido un brute psicológico

Ese mismo dato no tiene explicación pero podría llegar a ser usado como prueba de un supuesto desorden mental.

La abogada del padre de las víctimas señaló que uno de los problemas que llevó a la separación de la pareja es que en varias ocasiones “desaparecía” mañanas enteras y “dejaba a los chicos solos”.

Temas