-

-

Épica, sufrimiento o fracaso: la Selección, "una tragedia griega"

Por: Federico Mana
08 de octubre de 2017

La Selección argentina de fútbol está ante una situación límite, pero el sufrimiento y el drama la acompañan desde la final perdida en 2014 ¿Es todo obra del destino? ¿Habrá lugar para la épica?

Fue el filósofo Aristóteles quien dejó para la posteridad uno de los análisis más completos sobre las representaciones teatrales griegas con su famosa Poética. Allí no sólo plasmó los elementos principales que la componían sino que además reflexionó acerca de su valor social y psíquico para los espectadores al experimentar, gracias a ella, la hoy conocida catarsis.

lionel messi argentina peru bombonera seleccion

Es entonces que a partir de allí, y de la lectura propia de las grandes obras de Esquilo, Sófocles y Eurípides, podemos saber que en las representaciones teatrales el drama, el sufrimiento, la reflexión sobre el destino, los dilemas humanos y las enseñanzas morales conviven intensamente, sumiendo al espectador en un ambiente de tensión que al mismo tiempo se vuelve liberador ya que a través de la identificación con los padecimientos del protagonista es capaz de expeler sus emociones más profundas.

Es decir, en la tragedia hay dolor y agonía pero esto no es en vano, ya que es el elemento principal tanto para el desenlace como para la comprensión de que la vida está atravesada por situaciones adversas y que la tristeza es insoslayable tanto como los designios del destino que con su velo todo lo absorbe, todo lo cubre, como bien entendió Edipo al momento de quitarse sus propios ojos.

¿Veremos a Sampaoli arrancarse sus globos oculares en Quito al culminar el partido? Probablemente no, pero eso no significa que el transitar de la Selección argentina desde aquella final perdida contra Alemania en 2014 hasta el día de la fecha bien no pueda catalogarse como “trágica”. Es que el sufrimiento de los protagonistas también es el de los hinchas y la concatenación de hechos que se suceden episodio tras episodio, cual obra de Sófocles, parecieran conducir a un desenlace doloroso pero aleccionador.

Sampaoli Argentina Venezuela Eliminatorias Rusia 2018
La desesperación de Sampaoli<br>
La desesperación de Sampaoli

Para los griegos existían las moiras, personificaciones del destino que tejen los hilos de nuestra vida los cuales determinarán toda nuestra existencia, aún luego de la muerte. Tal vez el objetivo final de todas las tragedias griegas sea demostrar la validez de esta creencia. Sin embargo, aun cuando desistamos pensar en seres sobrenaturales que direccionan los pases de Banega hacia la nada o al pie de los rivales, bien podemos comprender que el conjunto nacional no está haciendo más que cumplir con el destino tejido por ese ente llamado AFA.

Es que por mucho que se apele a la emotividad, a la falta de carácter de algunos jugadores o las condiciones de la localía, lo cierto es que no se puede analizar lo realizado dentro del campo de juego sin tener en cuenta las condiciones estructurales de una institución que hace tiempo está sumida en el caos. Más allá de los nombres propios y de lo azaroso de cualquier partido de fútbol, los cambios constantes, la falta de planificación y el desconcierto dirigencial atentan contra una mínima organización que permita elevar las probabilidades de triunfo, transformando a cada encuentro en un cúmulo de tensiones, en una situación agónica para todos: para los espectadores-hinchas y para los primeros sufrientes, los prot-agonistas.

¿Cuántas personas identifican en la actualidad a la Selección con el sufrimiento? Las esperanzas depositadas se fueron diluyendo partido a partido y ante ellos ya no se disfruta sino que se vive como una tragedia en donde esperamos a cada instante el fatal desenlace que hará emerger desde nuestras profundidades las más amargas emociones. Sólo que ahora en vez de sentirnos liberados, nos sentiremos abatidos, desilusionados.

No obstante, así como los griegos tenían las tragedias también tenían la epopeya, esa gran obra que relataba las victorias nacionales con tintes épicos y expresiones grandilocuentes, donde el héroe brilla en todo su esplendor convirtiendo las penas en exultante algarabía... Este martes sabremos el desenlace, conoceremos si transitamos una tragedia (que podría extenderse en dos episodios más antes del éxodo final con el repechaje) o todo fue parte de un relato épico que durará hasta la nueva obra que se abrirá en Rusia en el 2018.

Temas