Prostitutas y alcohol: arrestan un jugador de la Premier League en un hotel

09 de octubre de 2017

Un jugador del Watford fue detenido por la policía luego de provocar disturbios en el hall de un hotel en Londres por reclamar violentamente la devolución del dinero que le entregó a las cuatro acompañantes que contrató.

El joven nigeriano del Watford, Isaac Succes, fue arrestado por la policía en después de provocar disturbios en el hotel Sopwell House, ubicado en Londres, en claro estado de ebriedad. El nigeriano había contratado a cuatro prostitutas, a quienes luego les reclamó que le devuelvan su dinero.

Según informó el diario británico The Sun, el jugador le pagó 2.600 dólares a las cuatro acompañantes que pasaron la noche con él. De todas Maneras, el alcohol le jugó una mala pasada y acusó a las mujeres de estafadoras.

prosti 6.jpg

"Nos acusó de robarle y pidió que le devolviéramos su dinero", señaló una de las mujeres, Alexis Domerge, una de las cuatro mujeres que estuvieron con él. "Todas nos desnudamos tan pronto como el dinero llegó a nuestras cuentas bancarias", agregó.

Domerge aseguró que Success se pasó de alcohol. "Estaba bebiendo Baileys directamente de la botella. Debe haber tomado por lo menos dos. Me quité los pantalones cortos y me metí con las otras tres chicas haciendo todo lo que te imaginas".

prosti 3.png

Por su parte, Michaela Carter, de 30 años, otra de las chicas que estuvo presente en el hotel, dijo: “habló toda la noche sobre cuánto gana y cuánta diversión íbamos a tener. Parecía un poco tímido y torpe, probablemente porque solo tiene 21 años".

Al parecer, el delantero, que gana 40 mil dólares por semana, había pasado la noche en el club nocturno Platinum Lace, en el oeste de Londres, antes de ingresar al hotel, informó The Sun.

prosti 2.png

"Los cinco nos retorcíamos en la cama, pero después de un tiempo nos dimos cuenta de que el Baileys había hecho su efecto. Le dije que no podíamos quedarnos más tiempo. Ahí fue cuando las cosas se tornaron desagradables, hubo un montón de gritos que debieron de haber despertado a todo el hotel", aseguró Domerge, de 24 años, que minutos más tarde fue arrestado, aunque luego fue liberado al poco tiempo.

Temas