-

Un policía dejó el patrullero sin freno de mano y atropelló a un compañero

13 de octubre de 2017

El curioso accidente ocurrió en la ciudad mendocina de Godoy Cruz. El efectivo herido terminó internado en una clínica local con traumatismo en sus piernas tras quedar aplastado por el móvil policial.

Un policía mendocino sufrió un curioso accidente en una sede policial de Godoy Cruz por el que tuvo que ser internado por traumatismos en sus piernas.

Este jueves, el auxiliar mayor Hugo Páez, de 43 años, llegó hasta la base de la Unidad Especial de Patrullaje (UEP) para realizar un relevo de rutina.

Embed

Cuando el uniformado descendió del móvil policial número 3127 otra unidad, la 3071, que se encontraba estacionada sin el freno de mano puesto, comenzó a desplazarse.

Según publica el Diario Uno, Páez quedó aplastado entre los dos rodados, por lo que tuvo que ser trasladado a la Clínica Francesa con traumatismos en sus piernas.

El caso fue comunicado a la Inspección General de Seguridad (IGS) que ya se encuentra investigando en forma administrativa.

Temas