Quemó a sus hijos en un horno y mostró sus cadáveres en una videollamada

17 de octubre de 2017

Luego de cometer el crimen, la mujer llamó al padre de los niños y les mostró la escena. La policía encontró los cuerpos con quemaduras y la madre fue detenida sin derecho a fianza.

Lamora Williams, de 24 años, proveniente de Atlanta, fue acusada de homicidio por la muerte de sus dos hijos, a quienes habría colocado dentro de un horno que luego encendió, según informaron las fuentes policiales.

Varias semanas antes del terrorífico asesinato, la mujer había renunciado a su trabajo por no tener con quien dejar a sus hijos de 1, 2 y 3 años, lo que la habría llevado a tomar la decisión de acabar con la vida de los menores.

Cuando la policía se hizo presente en su casa, la mujer negó lo sucedido asegurando que había dejado a sus hijos con una niñera y que los encontró sin vida al regresar.

De todas maneras, las evidencias y testimonios revelaron que fue la culpable de la masacre. Además, la policía halló quemadura de los cuerpos que corresponderían al horno del domicilio. Hasta el momento, la autopsia no reveló las causas de la muerte de los dos menores.

A la primera persona que llamó Williams una vez cometido el asesinato fue a una a amiga, y luego se contactó con el padre de los menores, Jameel Penn. “Están muertos”, le dijo a través de una videollamada a medida que le mostraba la escena del crimen.

lamora 2.png

“Ahora cada vez que cierro los ojos, eso es lo que veo. Ya no tengo alma", dijo el padre durante una vigilia realizada junto a su familia, vecinos y amigos. "Ja'karter y Keyante son mi mundo, mi todo. Estoy perdido", agregó.

Embed

El tercer hijo de la pareja, Jameel Jr., de 3 años, fue encontrado con vida, aunque habría presenciado los hechos.

Por su parte, la hermana de Williams pidió que sea vigilada por temor a un intento de suicidio, luego de que esta quedara detenida sin derecho a fianza.

Temas