-

-

Nikki Exotika gastó un millón de dólares para parecerse a la muñeca Barbie

17 de octubre de 2017

La cantante pop gastó una gran cantidad de dinero en el quirófano durante los últimos 20 años para poder tener el aspecto de la famosa muñeca de plástico. "Siempre fue mi sueño", dijo.

Nikki Exotika, una transgénero estadounidense de 35 años, oriunda de Nueva Jersey, Estados Unidos, gastó más de un millón de dólares en múltiples cirugías durante las últimas dos décadas con el objetivo de convertirse en la famosa muñeca Barbie.

"Me reprimían cada vez que jugaba con la muñeca de mi prima a los cuatro años, y a pesar de esto quise parecerme a Barbie, siempre fue mi sueño", confesó Nikki, una reconocida cantante pop en las redes sociales, fundadora de la banda transgénero “Secret Girls” -“Chicas Secretas”-.

Embed

Pop up show performing my song "Young Wild and Free " at The Way Out Club London Check out the music video on VEVO

Una publicación compartida por Nikki Exotika (@nikkiexotika) el

Durante su infancia, cuando todavía era conocida como Jason Torres, sufrió el bullying de sus compañeros de colegio, quienes lo acusaban de ser gay con comentarios hirientes.

nikki 2.jpg

De todas maneras, Nikki siempre tuvo bien en claro su objetivo y nada de eso la detuvo. A los 19 años se sometió a una reasignación de género, su primera intervención quirúrgica importante, además de inyectarse hormonas y silicona.

A medida que pasaron los años siguió con tres operaciones de nariz, dos de busto y una reducción de su Nuez de Adán. Y para no perder el rastro de todos sus procedimientos, recientemente se encargó de sacar una cuenta de todo el dinero que lleva gastado en su cuerpo.

"Llevo gastado más de un millón de dólares en cirugías estéticas. Hice el cálculo recientemente y traté de recordar todo lo que me hice. Mi cuerpo tiene litros de silicona y gasté muchísimo para lograr transformar cada parte de mi cuerpo desde los pies a la cabeza. Pero realmente valió la pena porque cada vez que viajo por el mundo, la gente se sorprende y dice: "Wow, mirá su cuerpo. Es igual a Barbie", y siempre se quieren sacar una foto conmigo", señaló Nikki.

Hoy en día vive feliz con sus tres hijos adoptados y se muestra orgullosa de todos los cambios que introdujo en su vida.

Temas