Bebote Álvarez negó haber extorsionado a Holan y amenazó con "contar la verdad"

21 de octubre de 2017

El Ministerio de Seguridad de la Provincia radicó una denuncia penal por amenazas contra el DT de Independiente.

El jefe de la barrabrava de Independiente Pablo "Bebote" Álvarez negó haber extorsionado al entrenador Ariel Holan y amenazó a uno de sus ayudantes de campo con "contar la verdad" de lo ocurrido desde enero pasado hasta la actualidad.

El audio de la charla telefónica entre Alvarez y Leandro Stillitano fue revelado este sábado a la madrugada, luego que el viernes se supiera que Holan fue abordado por un grupo de barrabravas a la salida de un entrenamiento, que le exigieron una suma de dinero para que ellos puedan viajar a Paraguay para alentar al equipo por la Copa Sudamericana y al Mundial de Rusia 2018.

"Hablamos de la colaboración de ir al Mundial, nos dijo que hagamos de nexo con vos. Nos dijiste que estaba todo bien, que la iba a poner para ir al Mundial", inició la charla "Bebote" Alvarez, según el audio difundido.

Luego que Stillitano le admitió que Holan "no pensó" que iba a abordarlo a la salida del entrenamiento, Alvarez trató de justificar su accionar. "Fui ayer a hablarle para ver como íbamos a hacer las cosas y ahora salió que él no iba a colaborar en nada. Le digo: ‘No, eso vos no me lo dijiste, si no ¿qué hago acá hablando con vos?’. Me hizo subir al auto, porque no quería hablar ahí en el predio (de Villa Domínico)", explicó.

En ese sentido, Alvarez confió que le espetó a Holan que era "un mentiroso", por no haber cumplido su palabra de "colaborar para el Mundial".

"Se presta al juego del Aprevide, que me va a hacer la denuncia. Y ahora, ¿él va a ir al juzgado a qué?. Yo voy a ir y decir la verdad, a decir que hablamos en Perú, que Leandro (Stillitano) me mandó a decir que iban a colaborar...", amenazó.

En ese momento, Stillitano explicó: "Sabes lo mas lindo de todo, ¿sabes el aprecio que te tiene Ariel (Holan) a vos?". A lo que "Bebote" Alvarez respondió: "Castillo (Hernán, periodista) salió a decir que en off le contó todas las barbaridades que están diciendo ahora: privación ilegítima de la libertad y extorsión, y yo nunca lo extorsioné, ni lo privé de su libertad. Él me subió a su auto para hablar".

Y agregó: "Andá a verlo (a Holan), que si este habla en el juzgado a mi me arruinan, me van a detener. A mi me llevan en cana y yo voy a decir la verdad desde enero hasta ahora, y yo te voy a nombrar a vos Leandro y vas a tener que ir al juzgado a contar tu parte y cada uno irá a contar su parte". "Le dije: ‘sos un garca, me garcaste como lo garcaste a Cristian (Bragarnik, representante)’… y yo tengo un hijo, no hago nada ilegal. Me van a detener y lo van llevar a declarar a él y los dos que estaban con él, y me van a dejar a mi en cana", finalizó.

El viernes, el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Aprevide, radicó una denuncia penal en la Fiscalía General del Departamento Judicial Lomas de Zamora por amenazas contra Holan.

Según lo presentado ante la Justicia por el director del Aprevide, Juan Manuel Lugones, Holan fue "privado de su libertad", por un grupo de sujetos que se desplazaban en motocicletas y automóviles.

El hecho ocurrió el jueves alrededor de las 13.30 sobre el acceso Sudeste a la salida del club, cuando Holan conducía su automóvil Ford Focus, en compañía de su ayudante de campo, Javier Telechea, y un amigo. En ese lugar fueron interceptados por dos motocicletas y de una de ellas bajó el líder de la barra de Independiente Pablo "Bebote" Álvarez, quien lo obligó a que le abriera la puerta del vehículo y se subió al mismo.

Tras ello, les ordenó que continuaran la marcha –seguidos de las motos y varios automóviles- y a la vez le exigió a Holan en tono hostil la entrega de dinero, porque era el único director técnico que no lo hacía.

Luego de circular durante unos quince minutos, Álvarez le ordenó que detuviera la marcha en la esquina de la avenida Debenedetti y Coronel Suárez de Dock Sud, descendió del rodado y se dio a la fuga junto a los sujetos que los habían acompañado durante todo el trayecto.