La insólita costumbre higiénica que Martin Schmidt les exige a los jugadores del Wolfsburgo

24 de octubre de 2017

Hace cinco fechas, Martin Schmidt agarró la dirección técnica del golpeado Wolfsburgo y no hizo otra cosa que empatar. Cinco igualdades que, sin embargo, no han sido la noticia saliente de este paso de Schmidt, sino más bien una rara costumbre que confesó en los últimos días.

El joven entrenador les exige a sus dirigidos que se laven los dientes después de cada entrenamiento, algo que, según él, resulta clave en la energía de cada jugador.

Wolfsburgo

"Al final de cada esfuerzo físico de los entrenamientos, esto crea una acidez en las encías que va directamente a la sangre, por lo que cepillar los dientes ayuda a recuperar esa energía óptimamente. Deben hacerlo incluso antes de regresar a casa", explicó el DT.

Wolfsburgo

Creer o reventar, el equipo mejoró su imagen y, si bien aún no consiguió ganar, tampoco perdió, por lo que se mantiene en la 14º colocación.

Temas