Neuquén: una nena víctima de bullying quiso suicidarse

25 de octubre de 2017

"No quiero vivir más. Te voy a extrañar, mamá", escribió la menor de 10 años en una nota que le dejó a su mamá.

“Soy una manzana podrida porque nadie quiere jugar conmigo, nadie me habla y todos me maltratan. Quiero morir, no quiero vivir más así, mamá te voy a extrañar".Con esas palabras M quería despedirse de su mamá en una carta que dejó en el living de su casa antes de meterse en el baño con un cuchillo.

La nena tenía 10 años y cansada de los constantes hostigamientos por parte de sus compañeros en la Escuela N°82 de Neuquén, quiso terminar con su vida. Apenas vio el escrito, su mamá fue corriendo hacia al baño. Entre gritos y llantos le pidió por favor que saliera.

La nena de 10 años finalmente abrió la puerta y entre lágrimas salió con un pequeño corte en la muñeca. Según publica el diario Crónica el hecho sucedió el jueves pasado durante la madrugada. La nena había tenido un conflicto en la escuela y los directivos le pidieron que no regresara a la institución.

El papá de la nena, Walter, explicó que "el portero del colegio nos dijo que las autoridades no tienen más nada que hablar con nosotros y que no la llevemos a clases. Se creen que la escuela pública es de ellos".

"Vamos a ver si fue expulsada o qué es lo que está pasando", agregó.El hombre contó cuáles son las situaciones que su hija sufrió en el recinto:"Le arrancan las hojas, los compañeros la patean, la pellizcan. Todo este maltrato la llevó a dejarle la nota a la madre. Tiene 10 años, no puede tener esas cosas en la cabeza. Tiene que ser feliz".

Otro de los aspectos agravantes de esta situación es que, según relató el hombre, "la maestra de matemática le dijo a la mamá que mi hija es discapacitada".

BULLYING CIBERBULLYING

La nena fue expuesta a exámenes neurológicos que afirmaron que no tiene ningún problema. En este caso particular, señaló, "nadie se hace cargo, los docentes no están a la altura de lo que está pasando. No sé si desayunan con cerveza o con droga".La familia de la nena además recibió amenazas de parte de la supervisora. “Le dijo a mi señora que, si no le gustaba, la cambiara de colegio y si no, que iba a ver la forma de sacarnos a la nena", explicó Walter.

Temas