11 de noviembre de 2013

Fueron ordenadas por el juez Ariel Lijo para determinar el estado de los frenos de la formación que chocó el 19 de octubre en la estación Once.

La justicia federal realizará este lunes las pericias en el tren de la línea Sarmiento que chocó el 19 de octubre pasado en la estación de Once para determinar el estado de la formación cuyo impacto provocó cien heridos, según la resolución a la que tuvo acceso minutouno.com.

Las pericias se realizarán, a partir de las 10, por orden del juez federal Ariel Lijo quien lleva adelante la investigación del choque, el tercero que sufrió la misma línea en 20 meses.

El magistrado hizo lugar al pedido del abogado querellante Gregorio Dalbón que representa a un grupo de heridos y además aceptó a Eduardo Lucio, como perito propuesto por esa parte para participar de las pericias que fueron ordenadas por el juzgado.

Lijo dispuso la inspección ocular sobre el tren chocado que sigue en la estación de Once bajo custodia judicial, con personal de la División Sarmiento del ferrocarril.

Los peritos intentarán así determinar el funcionamiento del tren chapa 5, especialmente si funcionaba correctamente el sistema de frenos. Además, buscarán establecer las velocidades del recorrido de la formación, el estado de las vías y de los sistemas de señalamientos, entre otros aspectos.

El perito oficial que encabezará la evaluación será Raúl Díaz, designado por el juez, mientras Eduardo Lucio Frigerio actuará como parte de la querella que lleva adelante el abogado Gregorio Dalbón. En la investigación, sigue procesado el maquinista Julio Benítez, quien también enviará un perito de parte este lunes.

Valeria Corbacho, defensora del maquinista, apeló días atrás su procesamiento por "descarrilamiento culposo" y espera que la Cámara Federal porteña decida si acepta su reclamo.

Lo cierto es que el maquinista Benítez, quien debió ser sometido a una operación tras el accidente del 19 de octubre, fue procesado por los delitos de estrago doloso y sustracción de medios de prueba, en alusión al disco rígido de la cabina de conducción.

Según el expediente que instruye Lijo el día del accidente el tren que manejaba Benítez superó el límite máximo de velocidad en varios tramos del trayecto entre Moreno y Once.

Sin embargo, el motorman dijo tener "recuerdos borrosos" del hecho y que durante el trayecto tuvo una "sensación de ahogo" que le hizo perder la memoria.

El choque de ese tren llevó al gobierno nacional a apurar la estatización de la línea Sarmiento y dispuso que los maquinistas se sometan a estudios psicofísicos supervisados por la Fuerza Aérea.

Temas