-

-

Paso a paso, cómo será la designación del nuevo procurador general de la Nación

30 de octubre de 2017

La renuncia de Gils Carbó se hará efectiva el 31 de diciembre. A partir de entonces se pondrá en marcha el proceso de designación del nuevo jefe de los fiscales.

El presidente Mauricio Macri logró finalmente este lunes lo que buscó desde el momento mismo de su desembarco en la Casa Rosada el 10 de diciembre de 2015: la remoción de Alejandra Gils Carbó del Ministerio Público Fiscal.

La procuradora presentó este lunes su renunciar que se hará efectiva el próximo 31 de diciembre. Hasta entonces se abrirá el proceso para designar a su reemplazante.

¿Cómo es el procedimiento?

El presidente de la Nación es el encargado de designar a la persona que ocupará el cargo vacante.

Impugnaciones

Tras la designación se abre un periodo de impugnaciones durante el cual el Senado recibe las objeciones a dicha designación.

Defensa

El procurador designado podrá luego concurrir al Senado a responder a las impugnaciones presentadas a su candidatura.

Aprobación

Una vez superadas estas etapas el candidato deberá contar con el respaldo de al menos dos tercios de los senadores presentes para que su designación se convierta en nombramiento. Como la renuncia de Gils Carbó se efectivizará el 31 de diciembre, Macri deberá llamar a sesiones extraordinarias para su tratamiento en la cámara Alta.

Requisitos

Para ser Procurador General de la Nación se requiere ser ciudadano argentino, con título de abogado de validez nacional, con ocho años de ejercicio y reunir además las calidades exigidas para ser Senador nacional.

Incompatibilidades

Los integrantes del Ministerio Público no podrán ejercer la abogacía ni la representación de terceros en juicio, salvo en los asuntos propios o en los de su cónyuge, ascendientes o descendientes o bien en el marco de un deber legal.

Al procurador general de la Nación le alcanzan las mismas incompatibilidades que establecen las leyes respecto de los jueces de la Nación.

Estabilidad

De acuerdo con la ley 24.946 4l procurador general de la Nación goza de estabilidad mientras dure su buena conducta y hasta los 75 años de edad. Los que alcancen esa edad quedarán sujetos a la exigencia de un nuevo nombramiento que deberá cumplir con todos el procedimiento habitual de un nuevo nombramiento. Estas designaciones se efectuarán por el término de cinco años, y podrán ser repetidas indefinidamente, mediante el mismo procedimiento.

Inmunidad

El procurador general de la Nación no podrá además ser arrestado a menos a menos que de que sean descubiertos en flagrante delito

Temas