¡No aprendemos más! La mitad de los niños de hasta 4 años sufren castigos físicos

Por: Rosalía Costantino
01 de octubre de 2017

Cuanto más pequeños, más expuestos a la disciplina violenta se encuentran, según un informe de Unicef. Y si bien el 95% de los padres argentinos reprueba el uso de la violencia, el 70% la aplica en sus hijos de hasta 17 años.

Agustín iba al jardín de infantes cuando murió. Su hermana, de 8, fue testigo de la terrible agresión que sufrió cuando su padrastro se enfureció con él porque se había colocado los pantalones al revés. El hombre primero lo golpeó salvajemente, luego lo tomó del cuello y lo terminó colgando en el aire. El nene no resistió al ataque y murió.

agustin victima flores
<p>Agustìn Marrero murió el 7 de junio de 2015 por los golpes que le dio su padrastro.</p>

Agustìn Marrero murió el 7 de junio de 2015 por los golpes que le dio su padrastro.

En junio de este año, el padrastro fue condenado a prisión perpetua y la madre del chico, absuelta, tras ser acusada de complicidad porque su hijo había sido castigado físicamente en reiteradas ocasiones.

El crimen de Agustín sacudió a todo el país porque repercutió incluso en la escuela del barrio porteño de Flores, adonde concurría. La maestra y la directora del establecimiento fueron apartadas de sus cargos (y luego reincorporadas por un fallo judicial) porque no habían alertado nunca la violencia familiar que sufría el chico, quien perdió tres dientes en otro ataque de furia de su padrastro.

Campaña Unicef maltrato infantil.mp4

Campaña de Unicef EE.UU. de sensibilización #FinALaViolencia

Casos como éste se repiten cada vez más a lo largo del territorio nacional. Y aunque no todos los chicos, afortunadamente, tienen el triste final de Agustín, miles son víctimas de feroces castigos como método de “educación”, pese a ser una sociedad sensibilizada desde hace varios años con el maltrato infantil. Hoy, una madre o padre que golpea a su hijo frente a otros, rápidamente recibe el repudio social. Hace dos décadas, todos callaban y eran cómplices con el silencio del sufrimiento que padecían los niños.


“El maltrato durante la infancia y la adolescencia deja marcas imborrables y tiene consecuencias en su desarrollo presente y futuro”

Un estudio de Unicef, que se dio a conocer este miércoles, revela que en la Argentina, los métodos de disciplina violenta, que incluyen castigos físicos y maltrato psicológico, afectan al 73% de los niños de 2 a 4 años, de los cuales más de las mitad (el 54,4%) recibe golpes, palmadas en el brazo o la pierna, zamarreos, sacudidas o chirlos de parte de los adultos que los cuidan, porcentaje que se reduce a un 44,1% entre los 5 y los 14 años.

Así, de acuerdo al relevamiento de Unicef, cuanto más pequeños, más expuestos a la disciplina violenta se encuentran los chicos.

Unicef (1).jpg

Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago

Más del 95% de los adultos argentinos cree que las chicas y chicos no deben ser castigados físicamente. Sin embargo, en el 70% de los hogares se utilizan métodos de disciplina que incluyen violencia física o verbal, tales como el zamarreo, chirlos, cachetadas, golpes y gritos.

Unicef (2).jpg

“La violencia hacia los chicos es una problemática global y es especialmente preocupante cuando ocurre al interior de los hogares e involucra a los adultos cuidadores, personas que en lugar de proteger y acompañar a los niños en su crecimiento, los lastiman física y emocionalmente”, afirmó Roberto Benes, representante de Unicef Argentina durante la presentación del informe regional “Una situación habitual: violencia en las vidas de los niños y los adolescentes”.

Campaña Unicef maltrato infantil.mp4

Campaña de Unicef EE.UU. de sensibilización #FinALaViolencia

Por su parte, Lucila Arguello, oficial de Protección de Derechos de Unicef, le dijo a minutouno.com que si bien a nivel global la Argentina está ligeramente por debajo del promedio, la cifra sigue siendo "muy preocupante". “El maltrato durante la infancia y la adolescencia deja marcas imborrables y tiene consecuencias en su desarrollo presente y futuro”, advirtió.

Lucas es sanjuanino y en mayo último quedó gravemente dañado tras ser atacado por su padre. Se salvó, pero perdió la vesícula. Lucas tiene 3 años y ésa no había sido la primera vez que recibía un “castigo” en su hogar. Los médicos descubrieron que era víctima de golpes desde muy pequeño.

Carina denunció en agosto que su sobrina de 3 años fue brutalmente golpeada por su padrastro. Lo hizo a través de su cuenta de Facebook y la acusación no tardó en viralizarse.

La joven relató que Matías, de 20 años, golpeó con un palo, con un cinto, con los puños y hasta le mordió los dedos a la chiquita que quedó visiblemente desfigurada.

Niña golpeada por padrastro
Niña golpeada por padrastro en La Plata<br>
Niña golpeada por padrastro en La Plata

Agustín no tuvo la “suerte” de que su madre, ni siquiera las maestras, lo defendieran. De acuerdo a la investigación de Unicef, los hogares donde las mujeres justifican la violencia contra la mujer presentan un porcentaje mayor de opinión a favor del castigo físico como método correctivo.