-

Una clínica abortista, a metros del centro porteño

31 de octubre de 2017

La policía detuvo a una banda que realizaba abortos con fármacos para animales dentro de dos habitaciones de un hotel ubicado en la avenida Corrientes.

Tras varios meses de investigación, la Policía de la Ciudad logró detener a dos sujetes que encabezaban una banda dedicada a la realización de abortos en forma clandestina. La banda fue desarticulada luego de los allanamientos en un lujoso hotel ubicado en la avenida Corrientes al 800, donde utilizaban dos habitaciones para llevar a cabo el delito.

Clinica Clandestina.mp4

La organización, llamada “GINOFEM”, se anunciaba en Facebook y a través de una página de internet y acordaba las entrevistas vía WhatsApp para luego, una vez en el lugar, ser recibidas por la “Doctora María”, quien les hacía firmar un consentimiento médico y recibir el pago de 28.000 pesos en efectivo.

Los medicamentos administrados para la operación eran de uso veterinario (como la atropina), que producían hemorragias en las pacientes provocándoles el aborto. En los casos más complejos, en los que el embarazo era de mayor gestación, se realizaban intervenciones quirúrgicas en un improvisado quirófano instalado en otra de las habitaciones del hotel.

Los efectivos de la fuerza porteña lograron identificar más de quince líneas de teléfonos por medio del sitio web y, mediante orden judicial, se solicitó a las diferentes empresas de telefonía datos precisos respecto de los abonados investigados, lo que permitió establecer números telefónicos de la organización como así también los IP de los dominios de las páginas de internet.

Los datos recopilados sirvieron para identificar los roles de los integrantes de la organización y localizar las casas de los cabecillas, con residencia en la ciudad santafesina de Santo Tomé.

Temas