-

Puigdemont quedó en libertad condicional y se mete de lleno en la campaña

06 de noviembre de 2017

El ex presidente catalán denunció al gobierno de Rajoy por llevar adelante una "brutal ofensiva judicial" para criminalizar a los candidatos independentistas.

El ex presidente catalán Carles Puigdemont denunció este lunes a las autoridades españolas por encarcelar "masivamente" a dirigentes independentistas, luego de quedar en libertad provisional en Bélgica, donde la próxima semana tendrá que declarar ante el tribunal que decidirá si lo entrega a España.

En un artículo publicado por el diario británico The Guardian, Puigdemont aseguró que es un "ultraje colosal" que él y 13 de sus compañeros independentista estén siendo investigados por delitos como la rebelión por su papel en la declaración de independencia del mes pasado.

CATALUÑA ECONOMÍA.mp4

"Hoy, los líderes de este proyecto democrático están acusados de rebelión y enfrentan el castigo más severo posible según el código penal español; lo mismo que para los casos de terrorismo y asesinato: 30 años de prisión", remarcó.

Según Puigdemont, las autoridades españolas están llevando a cabo una "brutal ofensiva judicial" para el "encarcelamiento masivo y criminalización" de candidatos que promueven las ideas políticas que hace dos años obtuvieron un histórico apoyo electoral, en referencia al independentismo, de ahí que insiste en que teme no recibir un "juicio imparcial" en España.

"El estado español debe honrar lo que se dijo tantas veces en los años del terrorismo: sin violencia podemos hablar de todo. Nosotros, los partidarios de la independencia catalana, nunca optamos por la violencia, al contrario. Pero ahora nos parece que fue una mentira, lo de que todo podría hablarse", argumentó.

cataluña.jpg
¿Cuánto pierde España con la independencia de Cataluña?
¿Cuánto pierde España con la independencia de Cataluña?

Puigdemont y otros cuatro ex miembros de su gobierno se entregaron el domingo a la policía belga luego de que el viernes la justicia española emitiera una orden de arresto europea e internacional en su contra por delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

Los políticos independentista quedaron en libertad vigilada por lo menos hasta que comience el proceso de extradición, decisión que el gobierno español dijo que "respeta", y que les permitirá prepararse para las elecciones del 21 de diciembre, que fueron convocadas por las propias autoridades españolas en el marco de su intervención en la norteña región.

Consciente de que tiene que aprovechar al máximo el tiempo que ganó con su arriesgada estrategia de huida, Puigdemont se metió ya en campaña y utilizó toda la artillería mediática que tiene a su alcance para dirigirse no sólo a los catalanes, sino a España y a Europa.

llanto policia cataluña represion

"En libertad y sin fianza. Nuestro pensamiento es para los compañeros injustamente encarcelados por un Estado alejado de la práctica democrática", escribió este lunes en su cuenta de Twitter, contrastando su situación con la del ex vicepresidente Oriol Junqueras y otros siete ex consejeros catalanes que fueron enviados a prisión por los mismos delitos.

El líder independentista no puede salir de Bélgica y deberá comparecer el 17 de noviembre ante el juez que tramitará su extradición, quien será el encargado de analizar los argumentos esgrimidos por la justicia española para encarcelar al gobierno catalán.

La intención de Puigdemont es encabezar una lista única del bloque independentista, idea que fue lanzada por su partido PDeCAT (Partido Demócrata Europeo Catalán) y que descartó su hasta ahora socio, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

CATALUÑA.mp4

Los republicanos, que lideran los sondeos de cara a las elecciones del 21D, sólo aceptaban compartir candidatura si también se incorporaban sus ex aliados parlamentarios de la Candidatura de Unidad Popular (CUP) y el espacio de izquierda Catalunya en Comú, que lidera la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Sin embargo, antes de que expire el plazo para presentar coaliciones electorales, Catalunya en Comú había rechazado esa posibilidad y se disponía a cerrar un acuerdo con Podemos, partido que por su parte forzó la renuncia del líder regional, Albano Dante Fachin, partidario de participar en un "frente común" con los independentistas.

Temas