Desesperación, oxígeno y ¿explosión?: la búsqueda del submarino, en su etapa más crítica

23 de noviembre de 2017

Se detectó un ruido que se produjo el miércoles pasado, el mismo día que se registró la última comunicación. Los familiares, entre la desesperación y la fe. Se trata de horas decisivas, ya que los tripulantes podrían quedarse sin oxígeno.

Los buques que rastillan el mar argentino para dar con el submarino ARA San Juan que permanece desaparecido desde hace ocho días se dirigían durante la noche de este miércoles hacia la zona en la que se registró una “anomalía hidroacústica”. Según trascendió, aunque no se trata de una información oficializada por la Armada nacional, ese ruido pudo haberse tratado de una explosión.

La etapa de rastrillaje entró en su etapa más crítica, ya que a ocho días de la desaparición de la nave, los 44 tripulantes podrían estar expuestos a bajas temperaturas y la falta de oxígeno. Además, se prevé que el clima vuelva a empeorar, por lo cual la búsqueda a contrarreloj se vería afectada.

submarino campana rescate.jpg
La cápsula Mc Cann, parte del equipo de rescate enviado por Estados Unidos
La cápsula Mc Cann, parte del equipo de rescate enviado por Estados Unidos

En las últimas horas, la Armada Argentina investiga un ruido percibido el miércoles pasado, cuatro horas después de la última comunicación del submarino ARA San Juan, originado unas 30 millas náuticas (55,5 km) al norte de la última posición reportada por el capitán de la nave perdida en aguas del Atlántico sur.

“Investigamos un nuevo indicio, una anomalía hidroacústica percibida a las 11 del miércoles pasado”, dijo el vocero de la Armada, capitán de Navío Enrique Balbi, según quien se envió una solicitud en este sentido a agencias de los Estados Unidos especialmente dedicadas a analizar este tipo de ruidos.

enroque balbi armada submarino

Durante la difusión del último parte, descartó la validez de los otros indicios como las bengalas, la balsa recogida en el área de búsqueda y otros ruidos percibidos y comunicados el lunes pasado.

Los hidrófonos capaces de captar sonidos en lo más profundo del mar registraron el ruido el miércoles de la desaparición. Y según publica Clarín, fuentes extraoficiales indicaron que podría tratarse de un estallido.

LA ANGUSTIA DE LA FAMILIA

Los familiares de los tripulantes de ARA San Juan se debaten entre la esperanza y la desesperación y prefieren no leer diarios ni mirar televisión para no alentar falsas expectativas ante las versiones que circulan.

Unos 50 familiares viven de forma permanente en la base naval de Mar del Plata, pero durante el día hasta un centenar de ellos se acerca para escuchar los partes y recibir información sobre el estado de la búsqueda, indicaron fuentes de la Armada.

familias submarino ara
Las familias esperan en la base naval de Mar del Plata<br>
Las familias esperan en la base naval de Mar del Plata

“La sensación que tenemos es de incertidumbre, no sabemos nada más que ustedes”, dijo por su parte a periodistas en la entrada de la base naval María Itatí Leguizamón, la esposa de Germán Suárez, sonarista del "San Juan".

Al igual que María Itatí, muchos familiares viven en Mar del Plata y se acercan hasta la base sólo para conocer los cuatro partes diarios que les da la Armada.

"El último fue a las 16 y nos dijeron que tanto las imágenes como la mancha de calor que habían circulado (en las noticias) más temprano no correspondían al submarino, pero que van a continuar de manera indefinida la búsqueda hasta que lo encuentren", afirmó.

Temas