Mar, lago o río: consejos para nadar en aguas abiertas en tus vacaciones

28 de noviembre de 2017

Ya sea porque te gusta practicar un deporte acuático o porque en tu destino hay mar, ríos o lagos, el agua suele ser un lugar tan refrescante como peligroso. Consejos para evitar un mal momento.

Banderas del mar
Hay que memorizarse el significado de estas banderas<br>
Hay que memorizarse el significado de estas banderas

SI TE GUSTA NADAR...

- Te recomendamos nadar en zonas donde los Guardavidas están de servicio.
Es importante conocer acerca de las condiciones locales del agua, las corrientes y las reglas antes de entrar al agua. Previo al ingreso al agua revisa la profundidad y/o características como corrientes, temperaturas, animales peligrosos, tipo de suelo, etc.
No es recomendable que nades solo o en aguas desconocidas.

- No consumir ninguna sustancia que altere el sistema nervioso central, como por ejemplo medicamentos recetados, alcohol, drogas, etc.


- Fijate siempre las señales y advertencias y tené en cuenta que las advertencias no siempre están presentes. Si no lo están, hay que extremar las precauciones.


- Aprendé el significado y obedece las advertencias representadas por banderas coloreadas de la playa apenas llegues. Un ejemplo de señalización es el que sigue:
No realices actividades acuáticas si tenés heridas o abrasiones que no estén cicatrizadas por completo. Las rupturas en la piel pueden ser puntos de ingreso de gérmenes nocivos en el cuerpo.


- Si pensás que estuviste expuesto a una infección por el agua, buscá atención médica para prevenir “males mayores”.


- No tragues el agua en la que estás realizando la actividad.


- Utilizá protector solar apropiado de acuerdo a la edad, el tiempo de exposición y el tipo de piel. Recordá renovarlo durante el día, evitando la exposición prolongada al sol sin protección adecuada. Las quemaduras solares son una de las consultas frecuentes en viajeros.


- Ingresá al agua por períodos cortos. Así evitarás calambres y contracturas.
Si estás en la playa y comienza a llover, se recomienda salir del agua y ubicarse en una zona de reparo, lejos de objetos metálicos (ya que son conductores de rayos).


- Finalmente: si sabés nadar, igualmente tomá las precauciones. Cuando dominamos una disciplina, tendemos a confiarnos y tomar menos medidas de prevención.

Los consejos fueron elaborados por la médica Eliana Reyes de Assist Card.

Temas