Miami: un hombre internado de urgencia tenía tatuado "No resucitar"

02 de diciembre de 2017

El paciente tenía una enfermedad pulmonar y llegó con un cuadro gravísimo que requería intervención. ¿Qué hicieron los médicos?

"No resucitar", así decía el tatuaje que un hombre tenía en el centro del pecho. Se trata de un paciente que ingresó de urgencia a un hospital de Miami, ya que padecía una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, diabetes mellitus y fibrilación auricular.

Además, ingresó con elevada concentración de alcohol en sangre, lo que empeoró su cuadro.

Cuando los médicos vieron el tatuaje, pensaron en ignorarlo, mientras se ponía el caso en debate en la junta ética de la institución.

A las pocas horas de que llegara al hospital su estado empeoró: se desplomó su tensión arterial y desarrolló acidosis metabólica, por lo que tuvo que ser trasladado a terapia intensiva en estado crítico.

operación.jpg
Foto ilustrativa.<br>
Foto ilustrativa.

El paciente recibió un tratamiento médico que incluyó reanimación con líquidos por vía intravenosa, antibióticos, fármacos vasopresores y presión positiva en las vías respiratorias. Sin embargo, la junta transmitió a los médicos su decisión y era considerar al tatuaje como una verdadera manifestación de la voluntad del hombre.

Los médicos formalizaron una orden de no resucitación que permite que los pacientes que lo soliciten por escrito, pueden no recibir tratamiento de reanimación.

Finalmente, luego de una recaída el hombre de 70 años murió. Unas horas después, encontraron que el hombre había solicitado, además del tatuaje, una solicitud de no resucitación años atrás por lo que los médicos se sintieron aliviados por la decisión que habían tenido.

Temas