Abad, un funcionario cuestionado en la AFIP, el Gobierno y el sindicalismo

02 de diciembre de 2017

La contratación de Ricardo Gil Lavedra como asesor del ente recaudador, la filtración del blanqueo de familiares de Macri y la negativa a Hugo Moyano ponen al titular del organismo en el ojo de la tormenta.

El titular de la AFIP, Alberto Abad, sufre cuestionamientos a su desempeño como funcionario tanto desde el propio ente recaudador, como del sindicalismo y el Gobierno.

Es que Abad requirió de los servicios del ex ministro de Justicia de la Alianza, Ricardo Gil Lavedra, por tareas de asesoramiento, cuando la AFIP cuenta con un área jurídica con un gran número de profesionales calificados.

La decisión provocó malestar entre los empleados del organismo y va a contramano de la prédica de austeridad del presidente Mauricio Macri en todas las dependencias del Estado.

Por otro lado, la filtración de que parientes y amigos del Presidente y del jefe de Gabinete, Marcos Peña, blanquearon más de 600 millones de pesos, generó suspicacias en el Poder Ejecutivo.

En ese sentido, el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, cree que el titular de la AFIP actuó al menos con negligencia.

Otro frente abierto ante Abad lo protagoniza Hugo Moyano, principal aliado de Macri en el sindicalismo, quien no obtuvo por parte del titular de la AFIP una respuesta positiva a su pedido de salvataje fiscal para la empresa postal OCA, controlada por un allegado del camionero.

Temas