Separación sentimental: cómo nos afecta y cómo superarla

10 de diciembre de 2017

Una ruptura amorosa puede provocar muchos sentimientos negativos y llevar a la depresión. ¿Estar enamorado es como estar bajo los efectos de una droga?

“Amar es como una droga. Al principio hay una sensación de euforia, de entrega total. Después, al día siguiente, querés más”, afirma Paulo Coelho en uno de sus libros. Esa frase, que parece cursi, sería nada más ni nada menos que lo que le pasa a las personas enamoradas.

Pero, ¿qué pasa cuando eso desaparece? Un neurólogo británico se encargó de revelar las consecuencias de las rupturas amorosas. En su libro "Idiot Brain" (Cerebro Idiota), Dean Burnett explicó este proceso, uno de los más preocupantes para el ser humano moderno.

¿Por qué sufrimos tanto cuando nos dejan?

El especialista revela que algo se rompe dentro nuestro y no es exactamente el corazón, sino el propio cerebro.

Acostumbrado a recibir una serie de estímulos durante el amor, al órgano le lleva mucho tiempo reponerse de su ausencia cuando el idilio terminó.

separacion-pareja.jpg

Los efectos neurológicos de una separación

Estar enamorado eleva la actividad de la dopamina, lo que permite experimentar, en tanto que la oxcitocina, conocida como "la hormona del amor", también parece ser elevada en las personas que están en una relación.

Cuando una relación se termina, se le quitan estos estímulos de golpe al cerebro y este se ve afectado negativamente. Es que este órgano no es capaz de asumir del todo la incertidumbre y la ambigüedad.

Un estudio demuestra que la ruptura amorosa también genera un proceso de dolor físico.

Adicción y abstinencia al amor

Al igual que en el proceso de dejar las drogas, el cerebro debe llevar adelante un difícil proceso. Algunos experimentos demostraron que si nos centramos específicamente en los resultados positivos de la separación, la recuperación puede ser más rápida.

Temas