Julio Zamora: "Este fin de año renuevo mis deseos de paz y prosperidad para todos los vecinos de Tigre"

09 de diciembre de 2017

El intendente Julio Zamora encabezó la celebración por el Día de la Virgen, junto a miles personas.

El intendente de Tigre, Julio Zamora, expresó sus deseos de paz y prosperidad para todos los vecinos durante los festejos por el Día de la Virgen.

Monseñor Oscar Ojea, elegido recientemente por el Papa Francisco como el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), presidió la Santa Misa y participó de la tradicional procesión náutica sobre el río Luján.

“Este fin de año renuevo mis deseos de paz y prosperidad para todos los vecinos de Tigre. Para los que vivimos y amamos este lugar, el Día de la Virgen representa el punto de encuentro de nuestros corazones. Nos permite mirarnos, abrazarnos y pensar en un futuro próspero para cada uno de los habitantes de la ciudad. Ese es el sueño que compartimos, el que nos proponemos alcanzar poniendo el máximo esfuerzo y compromiso en todos los barrios”, expresó Zamora.

dia de la virgen

Desde 1854 en Tigre se recuerda y venera a la Virgen cada 8 de diciembre. Pero a partir del año 2007, los festejos tomaron mayor notoriedad debido al trabajo conjunto del municipio y la comunidad católica, quienes posibilitaron recuperar el valor religioso de la jornada con un marcado perfil cultural.

En esta ocasión, vecinos y fieles de todo el distrito comenzaron a congregarse a las 17 en la Parroquia Inmaculada Concepción, en el centro de la ciudad. Desde allí partió una procesión a pie para trasladar a la Virgen María hasta Paseo Victorica, donde tuvo lugar la Santa Misa, a cargo de monseñor Oscar Ojea, y del padre José Luis Quijano.

Temas