Qué nos pasa en el cuerpo cuando nos "colgamos"

10 de diciembre de 2017

Los científicos estudiaron detenidamente los procesos mentales en los que se producen estos episodios.

El quedarse con la mente en blanco, con la mirada perdida en un punto fijo sin saber el cómo y por qué son estados de aparente inconsciencia, conocidos popularmente como "colgarse".

Ahora, un grupo de científicos estudió detenidamente los procesos mentales en los que se producen estos episodios.

Según los expertos, la actividad neuronal del “lóbulo temporal medial” (LTM) disminuye “inmediatamente antes de los lapsus cognitivos en las personas con falta de sueño”.

Es que la falta de sueño está asociada con una alteración de la conducta durante la vigilia y se acaba de demostrar la relación entre los lapsus cognitivos y la variación del electroencefalogramas (EEG).

Lapso menta

Cómo fue el experimento

El equipo de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, utilizó electrodos intracraneales para registrar la actividad de las neuronas de dos pacientes de neurocirugía mientras hacían una tarea de vigilancia psicomotriz durante varias sesiones experimentales, incluida una sin dormir durante una noche.

Según publicó el equipo en la revista Nature Medicine, los lapsus cognitivos (respuestas de conducta demoradas) aparecieron después de la falta de sueño y el tiempo de vigilia (TSA, por su nombre en inglés) antes de cada sesión experimental anticipó significativamente el bajo rendimiento. En cambio, el TSA no modificó la precisión del rendimiento.

sueño
Los lapsus cognitivos aparecieron después de la falta de sueño.
Los lapsus cognitivos aparecieron después de la falta de sueño.

Los estímulos visuales durante la tarea psicomotriz provocaron respuestas neuronales bien definidas, y los lapsus estuvieron asociados con reacciones mentales más débiles y retrasadas que las respuestas durante el rendimiento más rápido.

“El retraso en la respuesta del LTM estuvo asociado con una disminución selectivamente debilitada de la potencia de las ondas lentas/theta en los canales del EEG aun antes de los lapsus cognitivos”, explicaron los científicos.

“En conclusión, la degradación de la actividad neuronal es evidente en la percepción, cuando las respuestas de las neuronas en ciertos ensayos clínicos anticipan los lapsus cognitivos posteriores", finaliza el informe.

Temas