Leo Astrada contó detalles del affaire de Ameli con la esposa de Tuzzio

15 de diciembre de 2017

En 2005, el plantel de River vivió uno de los momentos extrafutbolísticos más recordados de los últimos tiempos, cuando trascendió que la esposa de Eduardo Tuzzio tenía un affaire con su compañero Horacio Ameli.

Leonardo Astrada era el director técnico del Millonario en aquel momento y, por primera vez, brindó detalles de cómo fue la interna dentro del vestuario.

“En cuanto a lo futbolístico fue un momento difícil lo de Tuzzio- Ameli porque son decisiones que vos tenés que tomar en milésimas de segundos, siempre pensando en lo mejor para el equipo y la verdad es que nunca me esperé una situación como esta. Me enteré de la misma forma en que se enteraron todos”, puntualizó el DT en diálogo con el programa Arroban.

Embed

“Antes de que explote todo se me había planteado una situación diferente a lo que realmente era, por eso es que tuve concesiones con Eduardo para que pueda manejar el tema con la tranquilidad que necesitaba y teniendo nuestro apoyo”, continuó Astrada.

“El día que nos enteramos fue en una reunión previa a un entrenamiento. Primero le comunico al plantel el plan de la semana y ahí le doy la palabra a Eduardo para que pudiera agradecerle al grupo por las concesiones que tuvo y salió con esto. Entonces nos sorprendió a todos. No es que yo de antemano sabía lo que estaba por pasar”, manifestó el entrenador en torno al momento que, según él, le hizo pasar el propio defensor ante sus compañeros.

Astrada amplió sobre su molestia con Tuzzio: “Yo me sentí más defraudado por Eduardo que por el Coco, porque yo no sabía la situación de Coco. Sí de Eduardo, porque él me vino a plantear una situación totalmente diferente, yo confié, traté de acompañarlo y darle las libertades para que él maneje los tiempos de cuándo concentrar, cuándo no, cuando irse, cuando volver. Ahí me sentí dolido, pero con la tranquilidad de que lo que hice fue tratar de apoyarlo en lo humano”.

Sobre Ameli, en tanto, agregó: “La idea inicial fue que se vayan los dos, primero lo de Coco, si pasó, no es algo normal dentro de un grupo de trabajo. Uno si quiere hacer cosas las tiene para hacer por afuera, tiene facilidades para hacerlo por afuera, pero en este caso si yo me hubiera enterado antes hubiera tenido otro tipo de reacción”.

Temas