-

-

Los regresos sin gloria de Carlos Bianchi y Ramón Díaz

18 de noviembre de 2013

Los técnicos más ganadores de la historia de Boca y River volvieron a sus clubes para devolverlos a los primeros planos, pero estuvieron lejos de eso. Mirá sus campañas.

Este 2013 encontró a ambos clubes (y a ambos entrenadores) con un único objetivo: volver a ser. Pero ahora, a tres fechas del final de la competencia, sólo Boca tiene chances de pelear por un título, y no le será nada fácil lograrlo.

Para tomar dimensión del mal año de Bianchi y de Díaz, basta sólo con repasar sus números. En competencias locales, River acumuló 52 puntos, mientras que Boca apenas cosechó 45.

La primera mitad del año fue bastante disímil para los dos equipos. Mientras River peleó el título y se terminó quedando en la puerta ante la consagración de Newell's, Boca se dedicó a la Copa Libertadores (quedó afuera en cuartos de final con la Lepra) y terminó penando con un insólito anteúltimo puesto en el Torneo Final.

Pero en competencias internacionales, a la ya mencionada eliminación de Boca en manos de Newell's, por penales, hay que sumarle la de River en la Copa Sudamericana, de la que se terminó despidiendo tras caer sin atenuantes en la serie de cuartos de final ante Lanús.

La Copa Argentina fue otro ámbito en el que Bianchi y Ramón hicieron agua. Para el Millonario fue debut y despedida: el ignoto Estudiantes de Caseros, un equipo de tercera categoría´, lo eliminó en su presentación. Mientras tanto, Boca duró un poco más, pero también fue tempranamente despedido al caer 3 a 1 frente a All Boys en octavos de final.

Finalmente, y cuando todos apuntaban a que el Torneo Inicial sería el del repunte, otra vez aparecieron los fantasmas. Hoy, transcurrida la 16º fecha, River acumula apenas 17 puntos, con sólo 4 partidos ganados en el certamen y deambula en la parte baja de la tabla.

Boca, en cambio, aún tiene chances de pelear, aunque la última derrota ante un rival directo como Arsenal lo dejó con el ánimo bajo. A falta de 9 puntos, se mantiene a 3 del líder San Lorenzo, pero con varios equipos en el medio.

De esta forma, Carlos Bianchi y Ramón Díaz están a punto de cerrar lo que seguramente será su peor año dentro de los clubes con los que tanto supieron festejar. La gente los banca y los logros conseguidos, también. Pero la espalda es cada menos ancha, y los resultados, como suele suceder, mandan.

Temas