¿Y la ley de talles? El calvario de ir a comprarte un jean y que no te entre

Por: Gimena Luz Figueroa
20 de diciembre de 2017

La mayoría de nosotras sufrimos cada vez que tenemos que ir a comprarnos un pantalón y enfrentar el ya conocido invento del "44 chico". Tenemos una ley que nos ampara pero no se cumple ni se hace respetar.

Recorrés locales de ropa para probarte miles de jeans, todos de distintos talles, para ver cuál te entra. Te das cuenta que podés ser 38, 42, 44 y hasta 50 según la marca. Todo depende de quién te vende el pantalón para saber “qué talle sos”. Podés pasarte una tarde entera buscando el que te quede mejor. Pero cuando te pregunta la vendedora: "¿qué número, mami?”, no sabés qué decirle: “Bueno, tendré que ver…”. Después de mil intentos, te ponés uno, te sacás otro, "transpirás la camiseta", viene el clásico: "Gracias, después paso".

¿Te parece familiar esta escena?

Ninguna de nosotras puede entender por qué tenemos que vivir ese calvario. Nos tenemos que acostumbrar a ni saber si nos va a entrar o no ese pantalón, y con toda la vergüenza (porque sí, nos da vergüenza) devolver uno y mil jeans porque el que debería ser tu talle no te entra.

"ME FUI DE UN LOCAL ANGUSTIADA: ¿TANTO ENGORDÉ?"

“Tengo 22 años, soy mamá, hace mucho que no me compraba un jean. Se vienen las fiestas y como muchas lo primero que hice fue ir a comprarme uno. La vendedora me pregunta ‘qué talle’…bueno le dije 42, el que vengo usando (tenía uno de ese número puesto en ese mismo momento). Me lo trae, me lo pruebo ¡y no me entra ni me cierra! Comienza a traerme otros talles llega el 44, 46, hasta que llegó el 50. Ese me quedó. Me fui angustiada. ¿Tanto engordé?”, relató Micaela a minutouno.com.

La verdad es que Micaela no engordó. Ella, como todas nosotras, está frente a una ley que no se está cumpliendo. La ley de talles en la provincia Buenos Aires se aprobó en 2001 y tardó cuatro años en reglamentarse para que ahora, más de 10 años después, no se respete.

EL INVENTO DEL "44 CHICO"

Esa ley, de la que los fabricantes se hacen los distraídos, exige que todas las marcas tengan seis talles: 38-40-42-44-46-48. Estos números tienen que ser acompañados de una etiqueta de cartón con las medidas correspondientes a cada uno. ¿Alguien la vio?

Otra, de la que nos reímos para no llorar: de estos todos los talles deben tener stock, como de la correcta marcación de los mismos.

Sí, los talles no pueden ser puestos al voleo, con ojos cerrados. No pueden existir los clásicos "44 chico". ¿Qué? Un pantalón debe definir su talle por la medida corporal principal que es, en este caso, la cintura.

tabla de medidas

Estas medidas principales se combinan con una medida secundaria (contorno de cadera, altura, etc.) para completar el talle de la prenda en su totalidad. ¿Querés seguir indignándote?

Las empresas se niegan a acatar la reglamentación pese a que su infracción llega a 280.000 pesos. ¿La excusa? Los problemas económicos para cumplir con la ley.

Según la Fundación Mujeres en igualdad, las excusas son que "es caro fabricar talles grandes", que "se desvirtúan los diseños" o que "no hay en el país una moldería para esas proporciones. Ah , y que es muy difícil unificar los talles por “no existir un análisis antropométrico de la mujer argentina".

Así, las más afectadas seguimos siendo nosotras. Naturalizando que no encontremos talle, que tenemos que recorrer miles de locales con el peligro de irnos con las manos vacías, que terminemos comprando uno que nos incomoda, que nos aprieta total “después se estira”. Ellos, los responsables de lo que nos ponemos, se siguen justificando.

LA LEY DE TALLES DE BUENOS AIRES

LEY DE TALLES

Temas