-

-

Presupuesto, metas falsas e inflación: el Gobierno "recalibró" todo en 12 horas

Por: Susana Maidana
28 de diciembre de 2017

Dos horas antes que el Senado aprobara el Presupuesto 2018, el equipo económico del Gobierno ya había convocado a una conferencia de prensa para anunciar cambios en las metas inflacionarias. "El presupuesto es una hoja de ruta", argumentó esta mañana el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

En el marco de un debate exprés que se dio en el Senado, el gobierno nacional logró aprobar el Presupuesto 2018, aunque dos horas antes estaba convocando a una conferencia de prensa para modificar sus metas inflacionarias.

A las 19.35, la oficina de prensa de Presidencia de la Nación convocó para este jueves a una conferencia en la Casa de Gobierno. Allí estuvieron el Jefe de Gabinete de Ministros Marcos Peña; el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger; y los ministros de Hacienda y de Finanzas, Nicolás Dujovne y Luis Caputo.

En ese contexto, los funcionarios anunciaron un cambio en la meta inflacionaria, la cual había sido fijada en el Presupuesto 2018, que el Senado convirtió en ley el miércoles cerca de las 21.30.

Cambios después de aprobación del presupuesto.mp4

“Para el año 2018, nuestra meta de inflación va a ser del 15 por ciento. Vamos a trabajar con números específicos y no con rangos", señaló Marcos Peña y echó por tierra la meta inicial establecida por el Banco Central que había sido de un rango de 8 a 12 por ciento para el año entrante.

Consultado sobre la posibilidad de haber modificado esta cifra antes del tratamiento del Presupuesto en la Cámara alta, el jefe de ministros explicó que el presupuesto es “una hoja de ruta” en base a la que se producen “variaciones”.

De esta manera, se desprende que las metas del Banco Central (a cargo de Federico Sturzenegger) son tan inalcanzables que el equipo económico necesitaba modificarlas antes de promulgar la Ley.

Lo cierto es que el Banco Central proyectaba para este año una inflación entre el 12% y 17%, terminará cercana al 24%. Por eso, el Gobierno impulsó estos cambios para no tener otro “error de cálculo” en 2018.

Temas